Por: El Nacional.

Aunque muchos piensan que el cepillado solo es para limpiar los dientes, lo cierto es que la lengua también debe ser limpiada, y sobre todo hacerlo de la manera correcta.

Se debe colocar el cepillo lo más atrás que podamos en la lengua, con las cerdas hacia la faringe luego desplazamos hacia delante repetimos hasta observar que esté limpia, hasta lograr un color rosado.

Así lo afirma el odontólogo Máximo Cabral Báez, de Dental Studio Spa, quien sugiere el raspador lingual, un utensilio creado para la higiene de la lengua.

“Es muy efectivo y a diferencia del cepillo dental éste elimina bacterias, residuos de comida, hongos, toxinas y células muertas de la superficie de la lengua. No debemos olvidar al finalizar la higiene bucal utilizar un enjuague que contenga clorhexidina”, dijo.

A los niños se les debe higienizar la lengua a partir del cuarto mes de vida, empezando con la estimulación oral un mínimo de 1 vez al día para acostumbrarlo a la manipulación de su boca, e instaurar un hábito de higiene oral precoz. Para esta etapa se pueden utilizar dedales de silicona, gasas humedecidas en agua o pañitos especiales según Abel Cahuana, jefe de sección de Odontopediatria del Hospital Sant Joan de Dé.

La lengua debe cepillarse tres veces al día, si cuenta con raspadores linguales esto deben ser usados por lo menos unas veces al día antes de acostarse.

Estas medidas de higiene nos alejan de tener halitosis (mal aliento), infecciones en la garganta y nos permite percibir mejor los sabores de los alimentos, disminuimos la probabilidad de desarrollar gingivitis y caries dental.

FUENTE:

Para comentar: (Deben poner sus nombres completo y reales); SABANETASR.com no es responsables a ningún comentario.