La formación de ecoaldeas

0
260
Melvy Cruz - Profesor

POR: MELVY CRUZ.

Así, como la humanidad se fue degenerando, esclavizando, idiotizando, hacia conclusiones nefastas, ausente de conciencia, intolerancia, práctica y juicios dudosos.

Así, como los ocultos mercaderes del templo, rigen el destino y la voluntad personal y colectiva en todos los espacios terrestres “civilizados” de la geografía mundial.

Así, como cada día, la presente humanidad ni con los golpes, sufrimientos, enfermedades provocadas planificadas, como un puro negocio que beneficia a una élite minoritaria y poco les importa, la consecuencia sino sus pingües ganancias pecuniarias…

Así, como la ciencia, los científicos, los graduados con honores u otros reconocimientos, les sirven al sistema, pues, necesitan el empleo y solo lo poseerán aquellos servidores o peones asalariados o comprados por los empresarios millonarios, por los Estados fallidos, corrompidos que diseñan y programan las acciones políticas, sociales, económicas, ideológicas, religiosas, deportivas, recreativas, productivas, consumistas… a veces y generalmente el que ha pasado más vicisitudes  o hambre y muchos esfuerzos y trabajos, sale peor y más altanero, que aquellos criados en la abundancia y prosperidad económica, en el trato con sus conciudadanos, clientes, compañeros de trabajo o público general.

Así, como los hombres y mujeres del Planeta Tierra, aprendieron el uso del alcohol, como elemento adictivo, las drogas matan: cerebro, futuro, familias, inteligencia y voluntad humana…

Así, como todos los gobiernos de la tierra, promueve los juegos de azar, las drogas y sus derivados, el uso del tabaco, y muchos y casi todos los medicamentos patentados para matar y enfermar la presente generación, solo porque les deja beneficios a un grupitos de mercaderes billonarios con el sudor ajeno, con la ignorancia programada, diseñada con la componenda y auspicio de todos los parlamentos, ministerios, tribunales estatales o no, de las organizaciones públicas y privadas del Planeta Tierra, y no les importa consecuencias, sino puros beneficios o ganancias en dinero, los cuales sirven a la oculta élite que domina el mundo, realidad cotidiana o cultural del diario vivir.

Así, como la actual y presente educación primaria, secundaria, universitaria o no formal, no libera a nadie y solo enseña los métodos, mañas, estrategias de engaños, estafas, mafias e intereses de dominio mundiales a los hijos de Sion, dizque para crear un solo gobierno mundial, manejado solo por ellos, los descendientes de los hijos de Abrahán y Moisés, y, aún hoy espera el mesías y combaten, enfrentan a los cristianos o seguidores de Jesús el Cristo, cada segundo y proyectan, programan, diseñan guerras, nacionales, regionales y mundiales…

Así, como la carne, y el deseo es débil, orgullosa, altanera, mentirosa, traicionera, inestable, imperfecta, hace lo imposible con súper esfuerzos por aparentar lo que no son, ni serán y ejecutan estériles acciones por llegar a ser ricos o ser iguales a las élites millonarias, que han obtenido sus riquezas con corrupciones, traiciones a su pueblo y país, amigos, familias, a través de sus negocios cuestionables, dudosos, mafiosos, robos a las arcas públicas estatales y empresas, corporaciones, transnacionales de capital privado, sin importarles que les demuestren sus fechorías y les acuse de ladrones, pillos, mafiosos…

Así, como la actual marcha o malas acciones de la humanidad presente, solo les conllevara al caos, al abismo,  a la violencia y conflictos regionales, nacionales, mundiales, accionados por lo que rigen los Estados, gobiernos, bancas mundiales, bolsa de valores (Wall Street) parlamentos, cámaras de senadores y diputados, presidentes gobernadores, ayuntamientos, cancilleres, embajadores, ministerios… al servicio de las causas más corruptas, criminales, lavados, narcotráfico, sicariatos, genocidios, holocaustos, crímenes colectivos, están siempre al servicio del dinero y beneficios propios, personales o gremiales, si dichas malas acciones conviene a sus ganancias, no les importa el precio ético o moral, este incierto destino de las multitudes, está manchado, horrorizado, criminalizado, pactado para siempre fracasar, no por casualidad, sino por las causalidades ocultas programadas para siempre hundir al pueblo y sus mandatos, constituciones, leyes, escudos, himnos, banderas, fronteras, derechos de propiedad, elecciones, cambios de gobierno con el mismo sistema opresor y corrompido.

Usan los recursos provenientes de los odiados impuestos, prestamos nacionales o internacionales para dizque hacer obras de beneficios sociales, pero aplicando el fraude del beneficio del diezmo (se ganan un 10% de las obras o el robo casi total de las inversiones aprobadas por secuaces o funcionarios elegidos o no, escogido a posta o por las fraudulentas elecciones de votos comprados sobornados o negociados, en la que involucran al pueblo también corrompido por el sistema reinante, botellas, coimas, mordidas, subsidios sociales o tarjetas calla bocas y aumento del clientelismo político, sueldos sin trabajar… como  paga por el apoyo que me dan por ser corrupto y corruptores de las ignorantes masas que componen el maltratado pueblo o plan de negocios ilícitos, pero que la costumbre o la praxis  vuelve legales).

Esa metodología engañosa de siglos, milenios, eras pasadas y presentes de tiempos inmemorables, está agotada, en crisis, y, ya, no hay cual cuento inventar o crear. Se acabó el acomodo de las problemáticas inventadas para estafar.

Es tantos engaños, explotación, miserias, abuso de poder, por los siglos de los siglos que todo el mundo ya conoce sus malas acciones equivocadas peor aún, es el sacrificado pueblo que pagas siempre las consecuencias.

Así, también la humanidad, puede cambiar y escoger un nuevo sendero, camino o líderes que no se vendan, que no sean delincuentes al servicio del sistema opresor.

Se puede crear, lo que yo llamo Ecoaldeas o comarcas inteligentes que se conviva en armonía con las leyes humanas, dividas y naturales.

Ecológicamente posibles, pues vivir en esta fracasada civilización solo da garantía para los conflictos, los abortos, crecimientos incentivados de las comunidades Lgbti, igualdad de género, ideología de género, endeudamiento públicos y privados, elecciones y más elecciones amañadas, corrompidas, eligen siempre lo peor y no quieren gente con ética, principios o moral que les contradiga a sus fechorías programadas. No quieren que otras personas les robe el show de ser elegidos para contraer los compromisos prometidos y luego ejecutar otras acciones muy diferentes a lo programado en su hoja de ruta o de gobierno, escrito en la precampaña o en las campañas electorales.

Esta humanidad necesita de un auténtico cambio sostenido en los principios consensuados, verdaderamente democrático, y bajo el auspicio de un cristianismo verdaderamente responsable y honesto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here