La apatía del poema

586
Sergio Lantigua

Por: Sergio H. Lantígua.
Quiero dedicar este – que no es un poema – si no un grito de rebeldía en defensa de los marginados del mundo. De aquellos que se han quedado postergados en la miseria inmisericorde por negligencia de los gobiernos insensibles y la involuntaria indiferencia de nosotros los que hemos tenido la suerte de escaparnos de esa cárcel punitiva.

LA APATIA DEL POEMA
Qué importancia tiene que al mar le protejan su fondo con preservativos
Que si despeina sus olas el viento que si se embravece y luego se calma
Que si el Sol se levanta temprano y la tarde se acueste con las gallinas
Y los bosques se vistan de camuflaje y que las rosas transmuten su color
Que si es porque el amor se hace de noche que el hedonismo es nocturno
O si es por los niños desvalidos que el mundo no es un parque de diversiones
Qué importancia tiene que la brisa me bese en la cara y me quede sonrojado
Mientras existan familias donde la cena es el pan nuestro de cada día
Donde hallan niños analfabetos por falta de uniformes para ir a la escuela
Y madres que nunca acicalaron a sus hijos para asistir a un colegio católico
De padres que nunca durmieron mañana para salir a buscar el sustento
Mientras existan hogares donde la gente se alimente con comida de perros
Sociedades protectoras de animales donde se marginen estos al encierro
Debemos trabajar por el decoro de las cimientes corruptas de los gobiernos
Y resarcir los corazones contagiados de réprobo egoísmo y redimir el poema
Hacer de la poesía el sustento que alimente al mundo aminorando el hambre
Que los poetas tomen las armas para que acribillen de versos la injusticia
Ponerle risa a la boca de los calabazos y darle esperanza al muerto de hambre
Abdicar de escribirle al bienestar mientras haya tantas familias marginadas
Y no galardonar a un poeta en exclusiva sino condecorarlos a todos en general
Debemos de aunar voces y crear un poema proletario en la unión está la fuerza
Y porque no convertirnos en una fuerza laboral y así darle trabajo al desocupado
Despojar a tantos poderosos en favor de los desvalidos que son mayoritarios
Porque hay ahora muchos animales de dos patas hurgando en los zafacones
Y no son unos cuantos los que se quejan del hambre con la boca del estómago
Hay que adornar con rótulos de arrepentido el pescuezo de todos los agiotistas
Hay que cantar por el que no canta y no condenarlos a la ignominia del silencio
Son muy exiguos los poetas nacidos en cuna de oro que no sepan de penurias
Poetas estamos desperdiciando el tiempo inspirados en nuestros desalientos
No esperemos a que se nos enferme el sentimiento para indagar por el remedio

¿Y tú, que opinas?

Please enter your comment!
Please enter your name here