spot_img
InicioLocalesJuan Bosch parió dos monstruos

Juan Bosch parió dos monstruos




blankPor: Luís Amílkar Gómez
Quizás algunos creerán que peco de exagerado, pero en mi humilde opinión el hombre más importante de la República Dominicana después de Juan Pablo Duarte, lo ha sido el profesor Juan Bosch.

Sin haber se graduado nunca de ninguna Universidad, el famoso vegano se convirtió en el literato más importante de nuestra patria y su más prolífero autor.

Bosch escribió poesías, novelas pero en lo que más se destacó fué en el difícil arte de escribir cuentos. Fue tanta su maestría en este renglón que el premio nobel colombiano Don Gabriel García Márquez lo llamó «el maestro del cuento».

Pero Juan Bosch y Gavino no era de estos escritores que se arriman cómodamente al sistema imperante. Cuando llegó a la conclusión de que el régimen de Rafael Trujillo estaba cercenando la libertad del pueblo dominicano, alzó su voz en contra de la tiranía. Eso le valió ir a las mazmorras del sátrapa y su primer viaje al exilio.

Como intelectual, el profesor Bosch fue un hombre inmaculado, intachable, provechoso, educador, inspirador, sabio y ejemplar para toda la humanidad.

Como político fue incorrupto, responsable, honesto, revolucionario, anti-imperialísta, luchador incansable por la libertad, la democracia y la autodeterminación de todos los pueblos del mundo.

Fue un maestro en todo el sentido de la palabra. Hablaba a su pueblo semi-analfabeto con un lenguaje llano y fácil, usando vocablos como «los hijos de machepa», «tutumpotes» y otros que calaron hondamente en la cultura política del dominicano.

Se equivocó en una sola cosa. Escogió mal sus discípulos y eso le hizo sufrir mucho en el plano personal.

Fundó el Partido Revolucionario Dominicano en 1939 durante su exilio en La Habana, Cuba, y con esa organización logró la presidencia de nuestro país en las primeras elecciones libres celebradas el 12 de diciembre del 1962.

Luego vino el golpe de estado en septiembre de 1963, la subsecuente guerra civil y la lucha en contra del régimen represivo de Joaquín Balaguer. Todo esto radicalizó su pensamiento político y propuso a la cúpula de su partido su famosa tesis de la «Dictadura con Respaldo Popular».




Ahí se formó el corredero, el reperpero, una verdadera estampida. El doctor José Francisco Peña Gómez, su secretario general, se opuso tajantemente acusando a Bosch de estar influenciado por los cubanos y de no querer llegar al poder.

El profesor Juan Bosch se dio cuenta que sus compañeros de toda una vida revolucionaria estaban trabajando en contra de las directrices ideológicas de su propio partido.

Renunció del PRD no sin antes llamar «degenerado» a Peña Gómez.

Inmediatamente, el 15 de diciembre del 1973 fundó una nueva organización política a semejanza propia llamada el Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

Para pertenecer al PLD había que ganarse la membrecía estudiando los folletos profundamente políticos que preparó cuidadosamente su mentor.

En ciertos momentos de nuestra historia, se consideró al PLD como la reserva moral del pueblo dominicano.

Otro desacierto de don Juan. Aprovechando la avanzada edad del profesor y una terrible enfermedad de Alzheimer, se impone finamente y sin ruido la figura de Leonel Fernández Reyna.

El hoy dos veces presidente de la República Dominicana parece más bien formado por Balaguer, a cuya semejanza gobernó corrompiendo y destruyendo toda la obra de su maestro.

Los últimos incidentes en el seno del PRD, confirman que la degeneración y la desvergüenza se apoderaron y reinan en esa entidad desde aquel 1973 cuando Bosch le abandonó.

Tanto el PRD como el PLD han traicionado los deseos del pueblo dominicano de tener una sociedad donde la justicia, el respeto, la educación, el trabajo y el bienestar se conviertan en parte de su diario vivir.

Juan Bosch dedicó toda su vida en busca de la felicidad del pueblo dominicano.

Solo que en esa búsqueda no contó con que los resultados de los partos nadie lo puede controlar.

Y es que el profesor Juan Bosch parió dos monstruos.

Dos monstruos que han detenido en seco el progreso de la verdadera democracia dominicana.

Dos monstruos que se han aliado al narcotráfico y la delincuencia internacional es para imponer sus proyectos politicos, ya no con folletos ideológicos sino con sucias papeletas.

Dos monstruos insaciables y capaces de todo.
Dos monstruos aparentemente indetenibles.
Dos monstruos que nos han dejado sin esperanzas.
¡Pobre pueblo mío!




ARTICULOS RELACIOANADOS

7 COMENTARIOS

  1. Brillante siempre, Amilcar, felicidades, esa es la historia de nuestra patria.
    Coincidencia de la vida, lo mismo le sucedio a Duarte, sus dicipulos se aprovecharon de sus enseñanza y lo traicionaron vilmente.

  2. Estas en lo cierto, Luis, en varioas de tus ideas en este articulo. Pero permiteme afirmar, sin embargo, que cada pueblo recibe los lideres que se merecen. Ya se esta comentando que Leonel Fernandez se esta preparando para volver en el 2016. Lo ci

  3. Luís Amílkar Gómez , excelente analysis sobre la situacion de nuestra patria. Estamos en una dictadura constitucional y a la misma vez sin oposicion. El pueblo Dominicano lo que necesita es una revolucion de ideas y de nacionalismo. Hemos perdido

  4. Hacia tiempo que no leia un articulo que se acercara tanto a la realidad nacional. Amilcar: permiteme felicitarte: diste en el clavo. Estos dos partidos PLD y PRD han sido los causantes de todas las desgracias, especialmente en la degeneracion de n

  5. Hermano Luis Amilkar Gómez en este artículo no hay desperdicios. Lo leí y lo reeleí.
    Disculpa Amilkar que voy a hacer una precisión.
    Este escrito me recordaban aquellos editoriales de Ramón De Luna en los tiempos de los gobiernos de los 12 aÃ

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Coopsano

809-580-2378spot_img

Supermercado Doble A

809-580-2204spot_img

Ferreteria Genere

809-580-2929spot_img

Con tu ayuda seguiremos trabajando.

blank

El Nuevo

spot_img