Febrillet: la tarde de su despedida

0
34

Por: Fausto Herrera Catalino

La tarde grisácea. El cielo abrió su puerta y también lloró su despedida. Lágrimas de tristeza anegaron nuestras almas en la grandiosa manifestación de honras en el Aula Magna. La colectiva congoja ante la contemplación de la barbarie: Su vil asesinato segó una vida útil para la sociedad y la comunidad académica.

La indignación nacional exige condena por tan alevoso crimen. ¡Justicia es la exigencia pública y de su familia!

Ahora es el momento de que todos los dominicanos y universitarios permanezcamos unidos contra los que, desde cualquier ámbito del poder, quieren destruir aquello por lo que Mateo Aquino Febrillet luchó hasta el último aliento de su vida, quien aprendió de Pepe Mújica “La política es la lucha por la felicidad de todos.”

Asimismo, su permanente reclamo por una UASD de excelencia, abierta, democrática y con la asignación presupuestaria que dispone la Ley 5778 y sus modificaciones con arreglo a su masificación estudiantil. Un justo salario para profesores, empleados y el bienestar con seguridad social para todos los universitarios.

Para quienes integramos con él la generación que formó el eminente profesor Celso Joaquín Benavides García, en el Archivo Central de la UASD, su liderazgo constituyó el más digno legado del ejemplo de un maestro labrado con esmero.

Es hijo de una humilde familia del entonces paraje de Doña Ana, provincia de San Cristóbal. Trabajó en su primer empleo reparando baterías en un taller de mecánica mientras cursaba el bachillerato y estudios comerciales.

En 1974 ingresó al Colegio Universitario de la UASD donde coincidimos en una sección de la asignatura matemática 011. En octubre de ese año el suscrito había sido nombrado como mensajero en el Archivo Central.

Unos meses después, Febrillet participó en un concurso para llenar una vacante de Oficinista en esa misma dependencia. En efecto, en un receso de la clase que compartíamos recibió la fausta noticia de su escogencia para el puesto. Ahí comenzó su carrera administrativa y, simultáneamente, Monitor de la Escuela de Química inició la docencia.

Al mismo tiempo inició su militancia en el FEPU y ASODEMU. También desempeñó las máximas posiciones en estas organizaciones. Además, presidió a FAPROUASD en el Curso de Barahona.

Por su perseverancia y gran inteligencia superó las desigualdades de su origen y, asimismo; venció con auxilio de Dios y la ciencia una enfermedad que amenazó, antes de ser rector, su progreso académico.

Luchó con tesón hasta ganar y desempeñar con éxito el magnífico cargo de la Universidad Primada de América.

En su último emprendimiento, para la senaduría de su provincia natal por el Partido Revolucionario Moderno elaboró, con la participación de las comunidades, 35 propuestas de compromisos para cumplir con su promesa “tu nueva voz en el senado.”

En su rol partidario era un vocero eficaz a favor del triunfo de Luis Abinader y Carolina Mejía en las próximas elecciones del 15 de mayo 2016. Esta tarea y su victoria legislativa quedaron inconclusas a consecuencia del crimen que extinguió su brillante existencia. ¡Levantemos su antorcha redentora!
15 de marzo de 2016.

COMPARTIR

Para comentar: (Deben poner sus nombres completo y reales).