Gerardo Castillo Javier

Por: Gerardo Castillo Javier
En Alicia en el país de las maravillas, un libro para niños y niñas, hay un diálogo que suelo comentar con mis estudiantes en la UASD. Me refiero a la conversación entre Alicia, la niña que está perdida en un mundo desconocido, y el Gato de Cheshire. El diálogo es el siguiente:

̶ ¿Quiere decirme, por favor, qué camino debo tomar para salir de aquí?
̶ Eso depende de adónde quieras ir ̶ contestó el Gato.
̶ Me da igual un sitio que otro…
̶ Entonces es lo mismo un camino que otro.

Al principio, los estudiantes guardan silencio. Temen equivocarse. Sin embargo, en la medida en que la clase se convierte en un diálogo respetuoso y reflexivo en el que nadie tiene toda la verdad, el significado profundo de ese diálogo va saliendo a flote: Hay caminos correctos y hay caminos equivocados. Todo depende de adónde queremos llegar.

El más reciente movimiento en el ajedrez político local debe ser interpretado de la manera más cuidadosa, pues de lo contrario, estaríamos comprando humo (Véase: El Vendedor de Humo – YouTube https://www.youtube.com/watch?v=dwWqMgddes4).

Lo primero que se pone de manifiesto es cómo se percibe el grupo que ostenta el poder. Es decir, qué piensan ellos sobre ellos mismos. Al elegir a doña Eunice Jimeno, una dama de grandes ligas, con condiciones probadas para ocupar el más prestigioso de los cargos públicos, como compañera de boleta del señor alcalde, están diciendo que se sienten débiles. Están diciendo que los números no les están dando. En otras palabras, esa es una jugada que pone en evidencia la desesperación.

Y dice más. Esa jugada habla de Bromfield Jiménez. Y le manda un mensaje a Bromfield y a los electores. Y ese mensaje dice: «Bromfield, eres grande. Por eso, para intentar vencerte, acudimos a un refuerzo de tu tamaño o más grande que tú».

La semiótica, la medicina, la sociología y la psicología han demostrado que con las palabras y los actos no solo decimos la verdad, sino que también la ocultamos. Y detrás de ese gesto tremebundo de colocar a tan distinguida y meritoria dama en una candidatura de menor cuantía se pone en evidencia lo que tanto se le criticó a Joaquín Balaguer: la incuestionable vocación por el poder. Ese aferrarse al poder a toda costa. No por una visión ni una misión, no por una utopía. Solo por el poder mismo.

Y de no ser así, al momento de firmar el pacto con el P.R.D. se habría condicionado el mismo en lo relativo a la alcaldía. Se pudo ceder la alcaldía bajo la estricta condición de que se desarrollara desde allí un proyecto de intervención municipal con carácter holístico. Y pudo argumentarse, y sabemos que nadie se hubiese atrevido a contradecir, que había que llevar otro candidato o candidata. Ahora bien, qué pone en evidencia tal olvido? Eso lo que dice es que a la clase en el poder solo le importa su poder, y a nosotros nos venden sueños. Acaso olvidamos los epítetos con que se descalificaba a la actual gestión? Qué es lo falso? Lo que decíamos antes o lo que decimos ahora?

Y si el olvido de ayer es triste, el de hoy da ganas de llorar, pues el apoyo se le ofrece al candidato sin ponerle condiciones. Es decir, se tropieza de nuevo con la misma piedra. Ojalá me equivoque y esas condiciones sean dadas a conocer.

En la novela Cien años de soledad, del colombiano Gabriel García Márquez, el padre Nicanor invita a José Arcadio Buendía a jugar damas, pero el otro rechaza jugar porque dice no entender «un juego en el que los adversarios están de acuerdo en los principios». Al inicio, comparé la contienda política con una partida de ajedrez, pues el recurso me ayuda a transmitir la idea. Sin embargo, es justo recordar que aunque hay quienes juegan a la política, con la calidad de vida de los munícipes no se juega.

Y finalmente, es preciso recordar que Alicia es una niña y como tal, quería salir de la cueva en la que había caído y no le importaba cómo. Nosotros los electores, en cambio, somos adultos. Y aunque queremos salir de la cueva en la que hemos caído, no compraremos sueños. Con lágrimas y los ojos irritados de tanto humo, han soplado los vientos a favor de la gente y ya se vislumbra el camino.

1 Comentario

Para comentar: (Deben poner sus nombres completo y reales); SABANETASR.com no es responsables a ningún comentario.