El niño prodigio que dio jaque mate a la adversidad para convertirse en maestro de ajedrez

71
El niño prodigio que dio jaque mate a la adversidad para convertirse en maestro de ajedrez

Con tan solo 11 años, Tanitoluwa Adewumi se ha convertido en Maestro Nacional de ajedrez en Estados Unidos. Y eso que hace solo cuatro que aprendió a jugar. Sin embargo, su mérito no solo radica en su precocidad, sino en haber conseguido tal hito después de superar una dura infancia que le obligó a dejar su país de nacimiento junto a su familia.

Tani, como se hace llamar, nació en Nigeria el 3 de septiembre de 2010 y en junio de 2017 su familia, perseguida por el grupo fundamentalista islámico Boko Haram, huyó del país y emigró a Estados Unidos, donde solicitó asilo político. Gracias a las gestiones del pastor Philip Falayi consiguieron alojarse en un albergue para personas sin hogar en Nueva York. Su padre encontró trabajo lavando platos y como conductor de Uber y su madre entró en una empresa de limpieza.

Mientras, Tani iba al colegio y decidió apuntarse a la escuela de ajedrez para aprender a jugar. Rápidamente se enamoró de este deporte, de una manera similar a lo que le ocurría a la protagonista de la exitosa serie de Netflix ‘Gambito de Dama’.

Al igual que le pasaba también al personaje que interpretaba Anya Taylor-Joy, el pequeño rápidamente demostró una habilidad espectacular para el ajedrez. Poco más de un año después de empezar a jugar, ganó el campeonato K-3 del estado de Nueva York, lo que hizo que Nicholas Kristof, ganador de dos premios Pulitzer, le dedicara varios artículos en ‘The New York Times’.

Esas informaciones aumentaron la popularidad del pequeño y se organizó una campaña de crowdfunding entre los lectores del diario para que su familia pudiera dejar el albergue y vivir en su propia casa. Tani ha seguido jugando y le dedica hasta 10 horas al día al ajedrez, donde no deja de acumular éxitos.

La familia quiso agradecer todo el apoyo que recibió creando una fundación benéfica. “Necesitamos retribuir a los necesitados porque sabemos lo que se siente. Hemos pasado por todo”, contó a la CNN Kayode Adewumi, padre de Tani. “Algunas personas aún viven en el refugio en el que estuvimos. Necesitamos ayudarlos”.

Fuente:

¿Y tú, que opinas?

Please enter your comment!
Please enter your name here