EL DESAPEGO Y LA FELICIDAD

229

Por: Robert Núñez

Buda dijo:»El mundo está lleno de sufrimientos; la raíz del sufrimiento es el apego; la supresión del sufrimiento es la eliminación del apego.

 

“No es mas rico el que más tiene, sino quien menos necesita”, bonita frase, pero relaciona la felicidad con la riqueza en un mundo en que la codicia resplandece en la mayoría de los humanos, que pretenden ser felices por lo que tienen y no por los agrados que se puedan derivar de su comportamiento y honradez.

También es una manera de justificar a los vagos que pululan sin metas ni propósitos, esperando que todo les caiga del cielo; culpando de su situación a los demás; que encuentran en esta frase un mensaje de aliento que les da conformidad y hasta se creen iguales a los emprendedores.

En el otro extremo están los codiciosos que por el dinero se olvidan de vivir, que descuidan sus familias, que no tienen tiempo para jugar con sus hijos, que pierden la salud por hacer dinero y luego pierden el dinero para recuperar la salud.

Cuentan que un millonario de New York visitó un Gurú en la India para consultarlo, se sorprendió al encontrarlo sentado en un cojín en una sala vacía y le preguntó: ¿Donde están sus pertenencias?, el Gurú le contestó: ¿Y las tuyas?, yo estoy de paso, dijo el Americano, y el Gurú le respondió, yo también, todos estamos de paso en esta vida.

“Ser desapegados no significa que no podamos disfrutar nada o no podamos disfrutar estar con alguien. Mas bien, se refiere al hecho de que aferrarnos fuertemente a algo o a alguien, nos causa problemas. Nos volvemos dependientes de ese objeto o persona y pensamos, “Si lo pierdo, o nunca lo obtengo, entonces seré miserable”. El desapego significa:”Si obtengo la comida que me gusta, qué bueno; si no la obtengo, está bien.

No es el fin del mundo”. No hay apego o aferramiento”. (De los archivos de Berzin)

La satisfacciones por haber sido útil, por servir, la paz que sentimos por no hacer daño a nadie, por ayudar desinteresadamente son los bienes que nos crean esa aura que nos circunda , que aun cuando estemos tocando las puertas de la eternidad, al final de nuestros días, nos permite estar sonrientes, gozosos y llenos de satisfacción.

Fuente: http://otrocriterio.blogspot.com/

¿Y tú, que opinas?

Please enter your comment!
Please enter your name here