Discusiones bizantinas

121
Ambioris Popoteur Zapata

POR: AMBIORIX POPOTEUR – Asesor Fiscal. Reside en Santo Domingo.

Las discusiones bizantinas, las define el diccionario como “una discusión o argumento inútil, en la que cada parte nunca puede llegar a probar sus aseveraciones a la parte contraria”.  Tienen su origen en disputas religiosas desde la época de Constantino, en el imperio romano oriental, donde el cristianismo era mucho mas fuerte que en el imperio occidental y se discutía entre ambos, hasta se llegaba a la violencia y no se llegaba a nada.

Traigo la comparación a nuestros días y viendo el discurrir de las discusiones que se dan hoy en día en nuestra sociedad, en las peñas y en las reuniones entre amigos sobre temas religiosos, profesionales, deportes, política y quien es el mejor.

La intención de este escrito es de llevar a ti que me lees, que sepas que se puede discutir de todo género en una conversación, sin tener que llegar a la ofensa y sin tener que aceptar como bueno y válido el argumento del otro, puedes aceptar su punto de vista, porque ese su argumento y no podrás hacerlo cambiar. A quien esto escribe le costó mucho entender eso, después de pasar horas en esas famosas discusiones bizantinas.

Los principales temas de discusiones bizantinas son:

Religioso.

Creo sin temor a equivocarme que este es el más difícil y espinoso de los temas en estas discusiones, por lo que encierra, la creencia en Dios y en Jesús, su representación carnal.

Todo esto nació de las consecuencias de la intolerancia religiosa que ha vivido el mundo, intolerancia que ha llevado a la humanidad a grandes guerras, odio, genocidios y todo tipo de conflictos, que hoy se mantienen, todo por no aceptar la forma de creencia y tipo de vida religiosa del otro.

Mi opinión como un católico no practicante es que la mejor religión es usted mismo, su fe, amor a los demás, relación con Dios y forma de vida. Lo demás es adaptación que se hizo en cada religión, sino preguntémosles a los cristianos en todas sus manifestaciones, si Jesucristo es el mismo, habrá tantas opiniones como iglesias o pastores haya.

Entonces, participe si ha de hacerlo, en una discusión de este tipo, pero tenga las herramientas a mano, de tolerancia y aceptación hacia la creencia del otro y déjelo hasta ahí.

Política.

Aquí hay mucha tela por donde cortar, debido a que este tema cae muy fácilmente en el terreno personal y es un tema que, si usted no sabe llevarlo bien, hasta su patrimonio más preciado como son su familia y amigos, los puede perder.

La política partidista como se practica en este país, en estos tiempos en que las ideologías y verdaderos líderes ya no existen, lo que tenemos son dirigentes, que proporcionan recursos y empleos, lo que conlleva a que los acólitos de ese dirigente se enfrasquen en las más enconadas de las discusiones bizantinas posibles cuando son atacados.

Se pelean por partidos y candidatos que no conocen o no han tratado nunca, muchos son los muertos por discusiones políticas en nuestro país.

No discuta de política con todo el mundo, cuando lo vaya a hacer asegúrese de que su interlocutor tiene por lo menos el nivel suyo y protéjase con toda la paciencia del mundo, mas si sabe que los de su parcela no tienen techo de cristal.

Pelota

No hablo de las discusiones en el deporte en general, ni hablo de béisbol, es de pelota, de esa forma especial de jugar este deporte, que los dominicanos llevamos en el tuétano, tanto como el mangú, el merengue o la bandera nacional.

Pero cuidado, la pasión que genera la pelota criolla es más poderosa que cualquier sentimiento patrio, para muchos de mis compatriotas. Si quiere comprobarlo, participe en una discusión de aguiluchos y liceístas, para que vea lo que le digo.

Épicas son las discusiones sobre cual equipo es mejor e incontables los encontronazos entre fanáticos por las cuerdas sufridas.

No discuta de pelota si usted es de los que cogen la cuerda fácil, porque en este tipo de discusiones bizantinas la cuerda se la dan por todas partes, más en estos tiempos modernos, de redes sociales y fácil comunicación.

El mejor

Otra de las famosas discusiones habituales es el imponer el criterio de quien es el mejor, puede ser en cualquier ámbito de la vida cotidiana, político, cantante, pelotero, lo que fuere, tiene una característica y es que se puede individualizar.

El mejor es y siempre será, el que mas le guste a usted, aquel que le llena, con el que mas se identifica, que despierta en usted los más y mejores sentimientos. Cada uno tiene lo mejor.

Los ánimos en nuestro país están muy caldeados y por cualquier motivo aflora la violencia, siempre sin sentido y sin razón. Por ello trate de no participar en discusiones, y si lo hace, prepárese para hacerlo de la manera mas civilizada y elegante posible, sabiendo que el otro también tiene su verdad y sus mejores.

¿Y tú, que opinas?

Please enter your comment!
Please enter your name here