Cuando el deseo de enseñar es tan grande como el universo mismo

762
Juana de Dios Torres Arias - profesora

Por: Ricardo González Quiñones.

Hoy, aún lejos del 8 de marzo, he decido con gran orgullo y satisfacción, resaltar, rememorar y dar a conocer las virtudes, el sacrificio y el altruismo,  de una educadora Sabanetera de grandes dotes. Su nombre Juana de Dios Torres Arias. Quizás algunos por este nombre no la conmuten en su memoria, empero es de la estirpe de educadoras de la Familia Torres Arias en Sabaneta. Ella es Diosa Torres.

Nació el 7 de marzo del 1937 en Los Cerros, Mata del Jobo y es la primogénita de once hijos de la familia Torres Arias. Sus padres se trasladaron a Sabaneta siendo ella una niña de 8 años y estudió en la escuela Julia Molina, en el casón donde hoy está el Colegio Parroquial.

Comenzó a descollar como maestra en el 1959 en la comunidad de Cordero y al cabo de dos años fue trasladada a la escuela de El Cantón hasta el 1962 cuando fue cancelada. Esta cancelación no fue obstáculo para seguir impartiendo el pan de la enseñanza, ya que funda una pequeña escuela en la casa de sus padres en la calle San Ignacio No.25 y de ahí se traslada con su escuela y su familia a la calle Capotillo esquina Ambrosio Echavarría, frente al estadio Armando Sosa Leyba.

En el año 1971 se traslada de nuevo con su escuela de alfabetización de niños a la calle San Ignacio con Capotillo, y en el 1973 hasta su retiro, mudó su escuela a la calle Restauración No.96, con una labor continua alfabetizando cientos de niños del municipio de Sabaneta. Se graduó en Educación, mención Ciencias Sociales en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), recinto Mao, en el 1988.

Después de 40 años ininterrumpidos, alfabetizando, teniendo salas de tareas en las tardes y ayudando a que varias generaciones de sabaneteros pudieran transitar por la vía de educación y los principios básicos, se retira del magisterio en el año 1999, y se muda a Puerto Rico con su hijo mayor José Payamps Torres.

Son estas mujeres educadoras, las que le han sembrado las cimientes en nuestro pueblo, para ser un pueblo digno y con educación, es una pena que nunca se le ha hecho un reconocimiento a Doña Diosa por esa labor de alfabetizar a muchos sabaneteros. Crearemos, nosotros los ciudadanos comunes y corrientes, un premio llamado PREMIOS 22 DE FEBRERERO, para resaltar aquellas personas, que como esta ilustre educadora dieron su juventud por este conglomerado.

Hasta pronto, Dios querrá

Ricardo González Quiñones

Sabanetero

Nota: Quiero con mucho cariño y respeto dedicarle este humilde artículo a sus hijos, que son mis amigos José (Nico) y Joseline. Un abrazo a ambos.

8 Comentarios

  1. Excelente reportaje mi hermanito!!! Mil gracias por resaltar y darle su justo reconocimiento a quienes realmente se lo merecen, en este caso a la ilustre profesora Doña Diosa.
    Hasta pronto Dios querrá.

  2. Ricardo, en nombre de la familia Torres Arias nos sentimos altamente honrados por ese reconocimiento a nuestra amada hermana Diosa. Un abrazo fraterno.

    Ercilia Torres.

¿Y tú, que opinas?

Please enter your comment!
Please enter your name here