ARTICULACIÓN NACIONAL CAMPESINA

393

Por: Julio Ovalle

La Articulación Nacional Campesina ve con gran preocupación la forma abusiva y cruel como se pretende despojar a cientos de familias campesinas en el noroeste de sus pequeñas propiedades agrícolas, el único delito de los/as campesinos/as es trabajar de sol a sol para producir los alimentos al pueblo Dominicano.

 

En los cerros de Aminilla, comunidad perteneciente a Partido Dajabón, los descendientes de Antonio Rivas (Negro) en la parcela No. 536, la cual consta de 840 tareas, mediante su poder económico han logrado una sentencia del tribunal de tierras de Santiago Rodríguez, donde se ordena el desalojo de mas de cien familias que laboran estas tierras desde hace 20 y 40 años. Estos campesinos organizados en la asociación campesina MAMA TINGO se resisten a tal medida porque no tienen donde mas trabajar, lar articulación nacional campesina apoya esta decisión porque la justicia no debe de ser para quien mas tiene sino para quien posee el legítimo derecho. Despojar a los campesinos que están produciendo alimentos va en contra de nuestra constitución y de los derechos humanos.

 

Estos agricultores vienen siendo asediado desde hace décadas por los terratenientes de la zona: el señor Miguel Monción, hirió de bala a siete de ellos hace ya cinco años y en este último año, el local donde ellos realizan sus actividades ha sido quemado cinco veces.

 

Hacemos un llamado a todos los campesinos de la región noroeste a la unidad, por la tierra, la producción y la justicia.

Firmado:

  • Articulación nacional campesina.
  • BLOQUE REGIONAL ARTICULACIÓN CAMPESINA, NOROESTE:
  • Confederación unida autónoma campesina (CAUCA) DAJABON.
  • Federación campesina Guayubin-Las Matas (Montecristi).
  • Asociación campesina del Dajao, Santiago Rodríguez.
  • Asociación campesina San Antonio de Carbonera, manzanillo.
  • Asociación campesina Mama Tingo, Partido, Dajabón.
  • Asociación campesina El Plan 1, El Pino, Dajabón.
  • Centro de madres del Dajao, Santiago Rodríguez.
 

¿Y tú, que opinas?

Please enter your comment!
Please enter your name here