spot_img
IniciomasApuntes de un viaje a mi pueblo

Apuntes de un viaje a mi pueblo




blank
Por Luís Amílkar Gómez
El que vive fuera de Sabaneta sabe todas las emociones que se sienten cada vez que uno viaja al terruño amado. En mi caso, me la paso comparando épocas, cosas y hechos.

He aquí algunos de mis apuntes.

1) El pueblo está más bonito que nunca. Las casuchas de madera, cana y zinc ya prácticamente no existen en el centro de la ciudad.

2) Los sabaneteros siguen siendo tan orgullosos como antes, al mantener sus viviendas bien pintadas y en condiciones.

3) El comercio tiene un alto grado de desarrollo y en él, se nota un empuje económico insospechado, en una población que toda vía tiene un alto porcentaje de desocupados.

4) Hay buenos hoteles con aire acondicionado, agua caliente, televisión por cable y servicios de internet gratis (WIFI). Como punto de comparación, quiero decirles que en el famoso hotel Crowne Plaza en el corazón de Manhattan hay que pagar el servicio de internet.

5) Lo que si no hay es un lugar decente donde comer y por eso, mi amigo José Valerio (Tonen), está construyendo una belleza de restaurant típico en la parte atrás de su hotel Plaza.

6) Hay tres emisoras muy activas que transmiten en frecuencia modulada (FM), una en amplitud modulada (AM) y un canal local de televisión que mantienen a la población informada y entretenida.

7) Hay una compañía de cable y otras dos que están en trámite y que pronto estarán ofertando sus servicios.

8) Los edificios siguen erigiéndose por toda la ciudad y, por lo menos, observé dos que pasarían las cinco plantas cuando terminen de construirlos.

9) Las calles están limpias y bien cuidadas en su mayoría, lo que convierte a nuestro pueblo en uno de los más nítidos del país.

10) Las condiciones del antiguo Parque Patria, que ahora lleva el nombre Don Juan Rosado, contradice lo que dije más arriba acerca de la ciudad en general.

11) Visité el parque el sábado 29 de junio y sentí vergüenza. La gente lanza la basura por doquier y no vi un solo zafacón disponible. Me imagino el trabajo titánico que tienen que realizar los hombres del ayuntamiento al día siguiente, para recoger todos esos desperdicios.




12) Los negocios alrededor del parque ya no son tan atractivos como los que vimos en épocas pasadas. La mayoría son tarantines sucios y descuidados con ofertas de entretenimiento y comida de muy baja calidad.

13) En Sabaneta cambiar los nombres de los lugares públicos es más fácil que quitarle el apellido a una recién casada. Mi escuela primaria ahora se llama Ana Joaquina Hidalgo, cuando desde su fundación y por muchas décadas era la José María Serra.

14) La calle Restauración desde hace unos años es la Dr. Darío Gómez y al síndico le llaman alcalde.

15) Busqué, pregunté y rogué que me explicaran el porqué de esos cambios de nombres y todos me abrumaron con bla-bla-bla que no me convencieron.

16) La ciudad ha experimentado un crecimiento enorme en los últimos 20 años, sobre todo hacia el norte y hacia el noreste del pueblo. Ya Los Tomines, Los Puentecitos, Las Espinas, parte de El Guanal, parte de Las Peñitas y parte de Los Cercadillos pertenecen al casco urbano.

17) Varias personalidades me manifestaron que los estupefacientes han arropado algunos barrios y que hay sectores donde es peligroso entrar en horas de la noche.

18) Los nacionales haitianos son ya un porcentaje significante de la población general.

19) En Sabaneta hay una cantidad enorme de vehículos, hasta tal punto, que es difícil estacionar en algunos puntos de la ciudad. El tránsito es caótico.

20) El alcalde William Torres y el Consejo de Regidores deben de revisar el planeamiento urbano del poblado y como prioridad, deben hacer la calle San Ignacio de una vía para evitar que en la misma ocurran accidentes lamentables.

21) El pueblo de Sabaneta ya no es tan combativo como el de antes. Los derechos a una buena educación y a un trabajo decente, se defienden en las emisoras de radio, no en las calles como sucedía en el pasado.

22) Nuestra gente sigue siendo humilde, bondadosa, amable, alegre, relajante, sonriente y extremadamente hospitalaria.

Con sus virtudes y sus defectos todavía Sabaneta sigue siendo uno de los mejores pueblos del país.

Sigue siendo mi lugar en el mundo.

Quiero expresarlas gracias a mis familiares, amigos y compueblanos que me hicieron sentir tan bien en mi pueblo que, por momentos, pensé que nunca me había marchado.




ARTICULOS RELACIOANADOS

2 COMENTARIOS

  1. Te busqué para saludarte y nos fuéramos a tomar un café donde Héctor LIz al Guanal, pero no pude encontrarte.
    Aun así, mi hermano, es nuestra Sabaneta, la misma de los cardosantos del poema del Dr. Cesar O. Saint-hilaire, nuestro amigo, la mism

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Coopsano

809-580-2378spot_img

Supermercado Doble A

809-580-2204spot_img

Ferreteria Genere

809-580-2929spot_img

Con tu ayuda seguiremos trabajando.

blank

El Nuevo

spot_img