2020. Didáctico

158
Papo Fernández - Escritor.

“La vida no vale nada si yo me quedo sentado,

después que he visto y soñado que en todas partes me llaman” 

       Pablo Milanés.

POR: PAPO FERNÁNDEZ – Escritor Reside en Santo Domingo.

Al final del año 2019 nos llegan noticias de que hay una gripe, un virus que está matando gente en China y que se llama covid19; muy lejos está esa cosa y ¿qué gripe puede haber en esta época a la cual se le deba temer? era el pensamiento en esas navidades del 19.

Hoy, ya no hay nada que decir. Todo está explicado y todo está consumado: Más de 1,700,000 muertes a nivel mundial y nuestro país subiendo los escalones hacia los 3,000 en territorio nacional, ya que en el exterior van más de 3mil dominicanos fallecidos. 

¿Qué deseo compartir hoy con ustedes queridos lectores de este espacio que cada domingo SabanetaSR permite salir a la luz? 

La Didáctica del año 2020, que pasará a nuestra historia, la de cada uno, la individual, como inolvidable; y es que los dominicanos en todo, somos diferentes al resto del mundo.

Cada país tiene una raza, una cultura, una religión y su idiosincrasia viene definida por esos detalles; pero nosotros no, somos la mezcla de todas esas cosas y de ahí que ha nacido un pueblo, donde “na e na”, todo el mundo es especialista en todo, y cada cual define su modus vivendi así, a su manera.

De ahí que los resultados de los infectados y de los fallecidos nuestros, con otro nivel de aceptación de las reglas otros fueran.

Las autoridades no tienen la culpa de nada en este caso, nosotros somos los únicos culpables. Somos los que hemos violado todos los protocolos que impone el momento y a la hora de que la autoridad quiere hacerlos cumplir, respondemos hasta con piedras y trompadas y queremos que todos cumplan pero menos yo.

Con esa panorámica, hoy nos preparamos para recibir un año 2021, que ofrece muchas expectativas, y lo único que puede hacerlas realidad de manera positiva, es la unidad, el criterio y los buenos modales.

Con esta reflexión te invito a que no preguntes por qué no le ponen la multa a aquel que va sin el cinturón en su vehículo, sino, que es el cinturón del tuyo el que debes ponerte.

No importa que solo te pongan la multa a ti, si vas en motor sin casco, es tu cabeza la que debe llevar uno si en verdad te sientes un ciudadano responsable; no te parquees donde no debes… olvídate de los demás, vamos cada cual a hacer lo que nos corresponde, sin mirar si el de al lado lo está haciendo. Con ese sencillo accionar, hacer lo tuyo y nada más, el éxito está garantizado. 

Que esta experiencia, que en cierto modo ha hecho que podamos darnos cuenta que no importa el desarrollo que haya logrado la ciencia y la tecnología en el mundo, un microscópico ser que se mueve a través del aire, nos mata a su antojo, nos sirva a la vez para entender la fragilidad de la vida.

Te invito a reflexionar. Te invito a pensar en la posibilidad de la inexistencia de la vida, cuando esta es tomada a la ligera. 

Que el amor, la paz y la armonía nos acompañen a todos en este nuevo año. Pero sobre todo, la humildad que se debe tener ante Dios.

Hasta la próxima para más.

Muchas gracias.