«Nada traes a este mundo y nada te llevarás de él»

68
Tony Cedeño - Escritor, Poeta y Motivador

POR: TONY CEDEÑO – Escritor / Poeta. Reside en Ecuador

Cuando hayamos subido la escalera y esta añeja se caiga por si sola y seda donde queda el sueño infértil de los que no amaron; y donde hubo seres que se negaron a la codicia y donde se supo que hubo amor ahí sembrada quedará la esperanza de quienes no se dejaron amedrentar por la podredumbre mal habida llamada corrupción que tanto daño hace a quien la promulga como a quien la atesora.

Viles fueron y son quienes la persiguen, y tarea de cobardes son aquellos que se llevan sin pisca de vergüenza las arcas de los Estados cuando por obras ejecutadas ruedan entre gallos de media noche los mil y uno sobre precios, los contratos y los negociados que le quitan la oportunidad de un mejor vivir a los más vulnerables.

La vida no dejará de ser hermosa siempre y cuando aprendas que la felicidad no te la proporciona el dinero, la felicidad es otro territorio la cual tu mente desgastada no comprende porque sirves al poder, a la conveniencia de amistades efímeras que solo te usan cuando eres útil a sus intereses y luego te desechan como a un objeto que estorba y tarde o temprano verás que a quien apoyabas se irá de tu presencia como una sombra que se desvanece con millones guardados en paraísos fiscales y así como cumplimos con nuestro ciclo de vida el poder económico a nadie le es vitalicio.

Llévate un dólar si es que puedes cosa que es imposible porque nadie te lo pondrá en tu ataúd. Aquí se cumple un mandato divino «nada traes a este mundo y nada te llevarás de él».

Abre los ojos y los sentidos y piensa en tu soledad por las noches si eres realmente feliz porque en tu conciencia hay un juez interior que te recuerda que la vanidad le pertenece a quienes no poseen riqueza interior.

Otros hay que son muy ricos, de ellos será un día la justicia que en éste mundo terrenal muchas veces no se aplica y no se escucha.

Por: Tony Cedeño

Escritor / Poeta

Motivador

Reside en Ecuador

¿Y tú, que opinas?

Please enter your comment!
Please enter your name here