Lo de HoyConversación con la Virgen Nuestra Señora de las Mercedes

331

Conversación con la Virgen Nuestra Señora de las Mercedes

Por Pascual Ortíz.

El pueblo dominicano lleva en su corazón la devoción a la Virgen María de las Mercedes, en ella Cristo se hizo presencia para siempre en nuestra vida. No podemos dejar de reconocer esa devoción heredada por la tradición; ella nos lleva siempre a Cristo.

Como en Nazaret, sé que hoy te preocupa por la situación que a diario nos toca vivir. Al igual que a ti y a tu hijo Jesús. Ha llegado a nuestro pueblo la hora de la soledad. La hora de la oscuridad. La hora del dominio de la sombra sobre la luz.

Oh virgencita María de las Mercedes, nos arrodillamos delante de ti, para pedirte que nos socorra, nos levante, nos habrá los ojos. Es que nos invade la angustia, el ver como llevan a tus hijos/as al desamor, al egoísmo, a la soledad amarga. Del consumo de alcohol, drogas, desenfreno sexual, robo y las mentiras…

Oh virgencita María de las Mercedes, estamos subordinado, de rodilla a la fuerza del mal, del tirano, del poderoso, del rico, del politiquero, del narcotraficante, de la autoridad municipal y provincial corrupta y corruptora. Que han convertido tu fiesta en una lujuria, un infierno de borrachos y borrachones, de alcohólicos y alcoholizados. De narcotraficante y consumidores de drogas.

Oh virgencita María de las Mercedes, quieren ocultar su desenfrenos del cuerpo y el consumo en sus centros comerciales, devorando nuestras vidas. Se abalanzan sobre las niñas como lobos sedientos de carne humana. Desnudos en sus verdaderas intenciones, se atrincheran para repartirse el botín, del sacrificio humano.

Oh virgencita María de Las Mercedes, los señores violan las virginidades de las mujeres, sin piedad. Los varones del pueblo son embriagados para desacreditarlo y ponerlo de rodilla. Así todos/as están sin memoria y con miedo de acercarse a ti, virgencita María de las Mercedes.

Oh virgencita María de Las Mercedes, es todo en el Parque Patria una tragedia humana, que sobrecoge nuestra fe, nos avergüenza; es que somos parte de este orden establecido. Y aquí nos ve madre, con miedo de caer en su trampa; «dinero, prestigio, poder y…» Sabemos que sus gritos, que nuestros gritos de auxilio han roto tu corazón de madre.

Oh virgencita María de las Mercedes, frente a este escenario te presentamos la novena que está celebrando la Parroquia de los Tomines, Nuestra Señoras de Las Mercedes. Te pedimos nos bendiga. Y que tu presencia salvadoras venza todas las tinieblas, que se genera y promueven en el Parque Patria.

Oh virgencita María de las Mercedes, no renunciamos a tu amor. Más bien que se haga visible tú presencia salvadora entre nosotros/as. Te pedimos que acoja a todos/as los pecadores y pecadoras de nuestra comunidad. El pecado no es más fuerte que tu gracia, queremos que todos/as podamos vivir al amparo de tu corazón de madres, amen.

«Dijo a su madre: mujer, ahí tienes a tu hijo. Después dijo al discípulo, ahí tiene a tu madre» (Jn 19,26-27)

¿Y tú, que opinas?

Please enter your comment!
Please enter your name here