spot_img
InicioNoticias¡Cuidado Peledeístas!

¡Cuidado Peledeístas!




blankPor: Jaime D. Fernández M.
En días recientes, a las claras o soterradas, se han iniciado los comentarios de compañeros y compañeras sobre posibles candidaturas presidenciales para las elecciones del 2016.

Parecería que estamos jugando, pero en nuestro país la capacidad de asombrarnos no tiene límites.




Un partido en el gobierno, ni un gobierno surgido de un partido pueden permitir que se esté hablando de candidaturas posibles para unas elecciones presidenciales tan lejos. Esto solo puede ser un objetivo de los partidos de la oposición, puesto que distraen la atención de las verdaderas responsabilidades de un Gobierno comprometido con mejorar la calidad de vida del pueblo dominicano. Un funcionario público que inicie un debate no puede estar a tono con un Gobierno que quiere hacer lo que nunca se ha hecho. Un militante partidario comprometido con los intereses colectivos de un pueblo con Esperanza no puede moverse en esa dirección, pues estaría saboteando la unidad interna tan importante para aplicar políticas de reforma, de productividad, de competitividad, de transparencia y de superación de toda forma de pobreza, violencia y exclusión.
Un militante del PLD, desde su presidente hasta el más simple miembro que; debe ser el máximo honor – tiene que estar involucrado en iniciativas como Quisqueya, aprende contigo para alfabetizar o en Quisqueya Verde para reforestar. Un o una militante de la causa peledeísta debe impulsar las acciones para reducir los embarazos de adolescentes que genera tanto daño y mortalidad en el país o a promover políticas como el Banco Solidario para el crédito a los sectores de menores ingresos, pero con grandes iniciativas.
A los funcionarios públicos nos pagan para aplicar un programa de gobierno que nos comprometió ante los ciudadanos y ciudadanos, dedicados a tiempo completo. Si queremos dedicar tiempo a otras cosas, como promover candidaturas, deberemos renunciar a cargos públicos, o dejar de cobrar un salario que no nos estamos ganando.
Debería yo no escribir esto ahora para no generar un debate que nos distraiga de la sagrada misión de gobernar pero será peor no decirlo a tiempo antes que nos metamos a un debate que debilite al gobierno y favorezca a una «oposición» que está en letargo por esa cultura de auto destrucción que manifiesta, porque sus intereses particulares están por encima del interés colectivo. ¡Cuidado con parecernos!
El vocero oficial de la nación es el Presidente de la República, que es peledeísta. ¡Dejémoslo hacer un buen gobierno! y con nuestro apoyo solidario, llevemos al debate de la nación hacia la generación de riqueza y empleo, la seguridad ciudadana, la defensa y aprovechamiento racional de nuestros recursos naturales, el desarrollo de los pueblos fronterizos, el crecimiento de la exportación de productos y el aumento de la producción agropecuaria e industrial.
Ahora que estamos en la realización del Congreso Norge Botello busquemos como reinventarnos para ser una expresión de las nuevas generaciones, que con la experiencia de nuestros líderes podamos evitar lo que pasó a los partidos tradicionales en el bipartidismo latinoamericano de los años 70 y 80. Ahí solo sobrevivió el Partido Justicialista de Argentina porque se pudo reestructurar con el pensamiento de Ernesto Kischner.
El trabajo con sentido de pertenencia colectiva es nuestro mejor aliado, marquemos la diferencia con posiciones individualistas que nos puedan debilitar profundamente.
Fuente:




ARTICULOS RELACIOANADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Coopsano

809-580-2378spot_img

Supermercado Doble A

809-580-2204spot_img

Ferreteria Genere

809-580-2929spot_img

Con tu ayuda seguiremos trabajando.

blank

El Nuevo

spot_img