¿Cómo evitar la aparición de hongos en las uñas?

104
En verano es común que nos aparezcan hongos en las uñas (iStock)

La humedad es uno de los factores principales que provocan la aparición de hongos

Por: Helena Celma.

Es posible que en verano nos encontremos con la pésima noticia de tener hongos en las uñas de los pies o de las manos, lo que se conoce como onicomicosis. ¡Pero no te preocupes! Aunque es incómodo y desagradable, es un hecho bastante frecuente, sobre todo en la población adulta.

Estos hongos aparecen principalmente por la humedad, y por eso se relaciona más con el verano: la playa, la piscina, el exceso de sudoración… todo ello contribuye a tener las uñas húmedas y, por consecuencia, a la aparición de estos organismos.

Debemos tener clara su procedencia: pueden aparecer por contagio o bien porque ya se encontraban previamente en la piel. Para evitar contagiarnos, los especialistas recomiendan secarse bien los pies y usar chanclas en caso de estar en vestuarios, piscinas o zonas comunitarias.

Motivos de su aparición

Los hongos en las uñas pueden aparecer por muchas causas, pero los motivos principales son los siguientes:

– Pie de atleta: es una infección bacteriana en la piel que puede extenderse hasta las uñas.

– Edad: contra más mayores somos, más posibilidades hay de coger hongos, debido a que las uñas crecen a un ritmo más lento y hay problemas de circulación.

– Problemas de salud: pueden influir en nuestro sistema inmunitario y debilitarlo.

Síntomas para detectar la onicomicosis

Tras contagiarnos, los hongos no acostumbran a verse los primeros días. Algunos síntomas que te indicarán que los has cogido y que debes pedir cita con tu dermatólogo son los siguientes:

– Si tus uñas se vuelven más blanquecinas o amarillentas, o incluso si se oscurecen.

– Si se engrosan o se destruye la uña.

– Si la uña tiene un tacto irregular o se desescama.

¿Cómo prevenir los hongos en las uñas?

Hay una serie de ítems que debes seguir si quieres olvidarte de los hongos en las uñas:

– Usa chanclas en zonas como vestuarios, piscinas o gimnasios.

– Trata la sudoración con productos específicos para ello.

– Lava y seca en profundidad tus pies, sobre todo entre los dedos.

– Utiliza calcetines de algodón y cámbialos a diario.

Pero si ya tienes un diagnóstico que confirme que tienes hongos, lo que debes hacer es:

– Lavarte la mano con jabón si has tocado la uña.

– Mantener la zona limpia.

– No pintarse las uñas.

– Desinfectar el cortaúñas y todas las herramientas que hayas podido dedicar al cuidado de tus uñas.

Fuente:

¿Y tú, que opinas?

Please enter your comment!
Please enter your name here