Como burros amarrados en la puerta del baile

402
Ricardo Gonzalez Marien

Por: Ricardo González Quiñones
A mediados de la década de los noventas, nosotros escuchábamos mucho rock en español, y dentro de ese abanico de agrupaciones, existía una que me encantaba, se llamaban «El último de la Fila», ellos, con una lírica exorbitante y exuberante, tenían en su repertorio una canción que se llamaba «Como un burro amarrado en la puerta del baile«.

Es una declaración de inconformidad, de un chaval que se siente ignorado por su novia y peor aún, al no saber bailar, es relegado a una esquina del salón de baile (a galeras a remar). He querido hacer una extrapolación de lo que le pasa a este joven con los miembros y simpatizantes del partido que está en el poder en mi natal Sabaneta.

Pues resulta que unos treinta y dos carajos a la vela, que se han creído dueños de este país, decidieron reformar nuestra Carta Magna, para eso hicieron acuerdos con otra franquicia que lo único que le ha producido a este país es problemas, y se han repartido el pastel con el dinero que pagamos los contribuyentes.

En mi pueblo natal, tenían aspirantes a todos los cargos habidos y por haber, es más, creo que hasta había aspirantes a ser asesores de lluvias caídas, asesores de letrinas, de tirar la saliva más lejos, de asuntos resueltos (quizás aquí era donde más habían), y miles de etcéteras más.

Los tenían vueltos locos, los estimulaban a seguir vociferando sus aspiraciones, y les decían:
Que hoy vienen a medirlos.
Que sigan trabajando.
Que eso no es así como dicen los que nos adversan.

Al final, ay Sabina, «números rojos, en la cuenta del olvido«. Los dejaron como pericos en las estacas y me imagino lo que pudieron haberle dicho a sus empadronados, «estos son los candidatos que nos van a representar, ustedes como burros amarrados en la puerta del baile, solo los vamos a soltar el día de los votos«.

Oh, y los precandidatos a Alcalde (José Núñez y Tine Báez), dos ejemplares ciudadanos que estuvieron trabajando de sol a sol, para que al final les dijeran que ellos no serian tomados en cuenta, que el candidato es otro que tiene diez años en la alcaldía, que en una década, no tiene una sola obra que mostrar, y no es ni siquiera de su partido.

Qué les dirán Tine y José a sus seguidores, después de pasarse un largo tiempo denunciando las cosas que el Alcalde actual no ha hecho?

Saldrán ambos a hacer campaña a favor del candidato impuesto por su partido?

Mientras tanto, en Sabaneta, una gran mayoría de los miembros y simpatizantes de esa franquicia política, «están en un callejón por donde nunca pasa nadie, como burros amarrados a la puerta del baile. Pasen su pique, denle aire con su abanico«.

Recuerden, al día de hoy, estas dos franquicias políticas (PLD y PRD), han gobernado nuestro país por 27 años y tres meses (27.25 años) y no han podido resolver un solo problema de los puntuales que tiene nuestro pobre, engañado y mal administrado pueblo dominicano. (Salud, Educación, Seguridad Ciudadana, Agua Potable, Energía Eléctrica, Transporte, Desigualdad Social, Fuentes de Trabajo, Alimentación, Déficit de Viviendas, Corrupción, Etc.).

Hasta pronto, Dios querrá

Ricardo González Quiñones
Sabanetero

1 Comentario

¿Y tú, que opinas?

Please enter your comment!
Please enter your name here