Casos y cosas del mundo

0
128
Víctor Peralta.

El proceso de reserva de candidatos a puestos de elección popular, le puede complicar aún más la vida a los reeleccionistas. (1 de 3).

POR: VÍCTOR M. PERALTA. Escritor Reside en Santiago Rodríguez.

Es evidente el disgusto de una gran cantidad de legisladores danilistas, que al saberse excluido de la Reserva que se ha presentado, inherente al 20 % que manda la Ley No. 33-18 de Partidos, Agrupaciones y Movimientos Políticos, están que lo pinchan y no le sale una gota de nada. Porque no le queda de otra que buscar los cuartos que necesitan para el proceso de las Primarias del 6 de octubre. Y lo que es peor; porque no todos gozan del afecto y la devoción de los electores de sus respectivas demarcaciones.

La propuesta que días atrás hizo el equipo de Leonel Fernández a la gente de Danilo, para que se reservara a congresistas del partido, que incluía a los senadores y diputados que defienden la modificación de la Carta Magna, y que fue rechazada en todas sus partes por el propio jefe de Estado, y dada como antidemocrática, ahora resulta que para muchos diputados la oferta leonelista estuvo llena de reflexión y sobrada ecuanimidad política.

A los funcionarios que andan vuelto loco y sin idea en busca de la reforma de la Constitución, que por más que sumen, los números no le dan, con esta rebelión de muchos de sus propios congresistas, no le queda de otra que buscarle el dinero que necesiten para poder sustentar sus candidaturas, y, por vía de consecuencia, la inversión pautada para buscar los votos que faltan para la posible reelección del presidente Medina, se verá seriamente afectada. La matemática no falla, pero le rompe la cabeza al más audaz de los mortales. 

El equipo que ha dirigido el proceso de las Primarias del PLD, ha reservado 819 candidaturas para las elecciones de 2020. Entre la que se encuentran dos senadurías y 47 diputaciones. No sabemos cuál ha sido el método que ha primado para tal escogencia. Y si al presidente del partido, Leonel Fernández, se le ha dado la cuota que le corresponde a sus aspirantes a cargos congresuales y municipales, y si ha quedado del todo satisfecho con la selección que se le ha presentado. 

La gran mayoría de miembros y dirigentes del PLD, que han despalotado y guayado la yuca amarga para que su partido haya tenido la oportunidad de dirigir los destinos del país por casi 20 años, y que evocan con nostalgia la pela de sol sobre sus costillas, y por demás, con sus barrigas en llantas, cuando debían salir a la calle a vender Vanguardia del Pueblo, y ristras de boletos para la rifa que mensualmente había que hacer para la sustentación del partido, hoy no justifican que dirigentes de su “peledé” de siempre, se hayan dado a la tarea de escoger, sin ningún sonrojo de palidez visual, a dos senadores, aspirante a seguir en la misma posición, y que no pertenecen al partido que con tanto esfuerzo y dedicación fundara el profesor Juan Bosch.  

Como aún no se han dado la totalidad de los nombres de la escogencia que se ha hecho, solo la demarcación territorial a las que pertenecen, habrá que esperar cuánto pertenecen al PLD de esas 819 reservas que ya ha anunciado la secretaría general del partido. Pero ya se sabe los nombres de los dos senadores que se les ha garantizado sus respectivas candidaturas, libre de los traumas que se derivan del proceso de las primarias internas, y que no son del partido de la estrella amarilla. Efectos inmediatos de la terrible anarquía que han dejado estos vientos reeleccionistas. Que se veían venir.

Victor.escritor@hotmail.com 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here