Casos y cosas del mundo

0
272
Casos y cosas del mundo

Se quitó el chaleco y de lejos se le ve el refajo.  

Por: Víctor M. Peralta.

Amarante Baret, el cartero que sufre de amnesia crónica, a tal grado que se equivocó de dirección, y por consiguiente de destinatario.

Desde que anunció al país su intención de ir tras la precandidatura del partido de la Liberación Dominicana, Carlos Amarante Baret se ha distinguido por tener un discurso de campaña donde el blanco de sus ataques es el presidente del partido que él sueña que lo acoja como su candidato presidencial para las elecciones de 2020. No hay una sola declaración, en el escenario que sea; encuentros, reuniones, y en sus intervenciones con la prensa, en donde no haga algún tipo de alusión, a todas luces revoltosa y desconsiderada, en contra del expresidente Leonel Fernández. Esa ha sido su única propuesta de campaña, y que le ha generado muchísimo rechazo en su contra, no solo de la mayoría de los peledeístas, sino también de los ciudadanos ajenos al partido que por igual se sienten hastiado de su risible y desesperante perorata.

La carta que le acaba de enviar al doctor Leonel Fernández, Amarante Baret, desnuda, a la vista de todo el mundo, su manifiesto interés para que su jefe político, Danilo Medina, no solo auspicie y gestione una nueva reforma a la Constitución, que le permita volver a optar como candidato a la Presidencia de la República, sino también, para que sea dueño absoluto del partido de la Liberación Dominicano. Esos son los fines de su infeliz propuesta para que el expresidente desista de sus legítimas, firmes y contundentes aspiraciones presidenciales.

Es al presidente Danilo Medina a quien Carlos Amarante Baret debía de haberle enviado esa misiva. Porque no es el expresidente Fernández, quien ha estado propiciando ningún tipo de problemas a lo interno del PLD, son más bien, los dinosaurios de la reelección los que sacan la lengua y azuzan la división del partido. No es otra cosa.  ¿O es acaso Leonel Fernández quien tiene un freno constitucional para correr de nuevo por una candidatura presidencial?  Es lo que se llama un desliz imperdonable de un cartero que sufre de amnesia crónica, a tal grado que se equivocó de dirección, y por consiguiente de destinatario.  

Exsenador de la República, exministro de Interior y Policía, exministro de Educación, expresidente de Indotel, exdirector de la Dirección General de Migración, exsuperintendente de Seguros, exdirector de Bienes Nacionales y otros importantes cargos que ha desempeñado desde la asunción del PLD al poder en el año 1996.  Amarante Baret es lo que se llama, y lo ha sido siempre, un “mama la teta del Estado”, uno de los más beneficiados de esa organización política. Un consentido. Y como ahora tiene un proyecto presidencial, que no cuaja, que no va para ningún lado porque no cuenta con cuatro gatos, sale con esa cómica propuesta, de atajar, a como dé lugar, el “no hay marcha atrás” de Leonel Fernández.

Le salió el tiro por la culata. No hay componendas ni fórmulas posibles que puedan detener el avance acelerado e indetenible del ganador de las primarias del 6 de octubre del PLD, y próximo Presidente de la República, Leonel Fernández Reyna, a quien todas las mediciones que se han llevado a cabo, en el país y en el exterior, lo dan ganador, y por mucho, a lo interno y externo del Partido de la Liberación Dominicana. Una realidad evidente que profundiza el pesimismo y la desesperación, no solo del señor Amarante Baret, de la misma manera de los demás precandidatos que obedecen a las directrices de Danilo Medina, y que juntos no alcanzan un 7% en las preferencias de los votantes del PLD.

Pero el pedimento del señor Amarante Baret no es el primero ni será el último, habrán otras epístolas donde se le pedirá a Leonel Fernández que deje de lado su “no hay marcha atrás”, y todo lo que implica ese grito de más de dos millones de dominicanos que quieren que vuelva a ser Presidente de la República, para que continúe con la gran obra de gobierno que nos dejó acostumbrados. Para comenzar y dar términos a proyectos que quedaron en carpeta, continuar con las cosas buenas que ha estado haciendo el presidente Danilo Medina, y, acabar, de una vez y para siempre, con todo lo que implique incertidumbre, dolor de cabeza y desdicha  en cada habitante de la República Dominicana.

Victor.escritor@hotmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here