Acto día mundial de la alimentación‏

247

Por: Rafael Pujols.

Mao.-La crisis alimentaria, que es la que más afecta directamente a los seres humanos y merma su desarrollo, no ocurre por escasez de alimentos en el mundo, sino por causa de los cambios climáticos, la producción de biocombustibles, alzas en los precios de los fertilizantes, precariedad de producción en ciertas partes del mundo y la especulación, entre otras razones.

Así lo manifestó la Primera Dama de la República, Margarita Cedeño de Fernández, al pronunciar un discurso en las nuevas instalaciones del Centro Universitario Regional del Noroeste (CURNO-UASD) de esta ciudad, en ocasión de celebrarse el Día Mundial de la Alimentación.

En el evento, que tuvo como tema de reflexión «los precios de los alimentos; de la crisis a la estabilidad», estuvo presente el representante en el país del Fondo de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), Deep Ford, así como los principales funcionarios del sector agropecuario, de Pro-Consumidor y otras dependencias oficiales.

Cedeño de Fernández afirmó que en la República Dominicana, 26 de los 30 productos de la canasta básica han incrementado su producción en un 54%, «y hemos visto que nuestros agricultores han producido más arroz, habichuelas, papas y plátanos en los últimos años».

«Aunque un país pueda producir los alimentos necesarios para una nutrición adecuada, el incremento en el precio de producirlos y en el precio final al consumidor, unidos a una distribución desigual y acceso limitado a los mismos, puede generar una crisis alimentaria», precisó.

Asimismo, la Primera Dama expresó que la especulación de alimento atenta contra el bienestar de las familias y también contra el desarrollo, la gobernabilidad de los países, la paz y la estabilidad global.

«Cuando alguien especula quiere decir que una persona compra un producto a un precio determinado y lo retiene hasta que el precio del mismo haya subido. El problema con esta práctica es que si hay miles de especuladores comprando millones de toneladas de alimentos con el fin de esperar que la demanda presione hacia el alza de los mismos, hará que los precios se incrementen, mientras millones de personas esperan hambrientas el pan para alimentarse», precisó la esposa del Presidente Leonel Fernández.

En la parte inicial de su ponencia, Cedeño de Fernández expresó que a pesar de la República Dominicana haber logrado el crecimiento económico más alto de la región en los últimos 8 años, no le ha sido posible obviar la crisis económica y financiera global.
Sostuvo que ese crecimiento ha permitido reducir la pobreza en el país de un 43% en el año 2004 a un 31.6% en el 2011, sin embargo, «las metas de los Objetivos del Milenio previstas para cumplirse en el 2015, se encuentran en peligro de no ser logradas como consecuencia de la crisis financiera internacional».

Expresó que en la actualidad, además de las crisis financiera y económica, también están «las crisis ambiental, alimentaria y otras que tienen su origen en una profunda crisis de valores en todos los ámbitos».

Durante la actividad también habló el representante de la FAO en la República Dominicana, Deep Ford, quien destacó la importancia de mejorar la productividad, capacitar a los productores de menos recursos y sus familias y facilitarles el acceso a créditos y otras facilidades.
Sin embargo, resaltó la capacidad de producción de alimentos que ha demostrado la República Dominicana, sobre todo en la producción de arroz, banano, habichuela y otros rubros de la canasta familiar.

Otra que habló durante la ceremonia fue la directora de Pro-consumidor, Altagracia Paulino, quien se refirió al papel de la institución sobre mantener el control de los precios de los alimentos y de los servicios.

Durante el acto, bendecido por el sacerdote Enriquillo Núñez y en el que también estuvieron presentes el Alcalde de Mao, José Peralta; el Director del IAD, Juan Rodríguez Ramírez; el senador de Valverde, Manuel Güichardo; el gobernador José Eduardo Núñez y los diputados Johanny Guzmán, José Francisco López Chávez y Ángela Pozo, entre otras personalidades, la Primera Dama entregó placas de reconocimientos a varios productores e instituciones del sector agropecuario.

Asimismo, entregó varios premios a estudiantes que participaron en el concurso «Una canasta a la medida: barata, sana y justa», en la que los alumnos de varios centros educativos pusieron a prueba su ingenio y habilidades para crear una canasta con alimentos nutritivos y a un bajo costo para una familia de clase media.

Lauries Milagros Márquez Pérez y Neury Lora Regalado, estudiantes del tercer año de media del Instituto Politécnico del Noroeste (INPONOR), lograron el primer lugar del concurso, que fue organizado por el Despacho de la Primera Dama, la FAO y los ministerios de Educación y Agricultura, en el que participaron 94 estudiantes de cinco centros educativos del municipio de Mao.

Las ganadoras recibieron una mini computadora portátil y un libro cada una, mientras que los estudiantes que lograron el segundo y tercer lugar, también recibieron regalos departe de la Primera Dama.

En el lugar del acto, los productores del agro y la pecuaria, exhibieron diversos productos alimenticios que se cosechan en la región noroeste, entre los que figuran guineo, ajíes, arroz, yuca, berenjena, café, cacao y otros.

¿Y tú, que opinas?

Please enter your comment!
Please enter your name here