16 de agosto del 2016; “Nuevo ayuntamiento o más de lo mismo”

981
Pascual Ortíz - Comunicador

Por: Pascual Ortíz.

Lo de HOY

El 16 agosto del 2016, serán juramentada “las nuevas autoridades”, que dirigirán por cuatro años, el Ayuntamiento del municipio de San Ignacio de Sabaneta.  Como deseamos que sea una Sala Capitular con “NUEVA VISIÓN DEL DESARROLLO MUNICIPAL”, no más de lo mismo; porque hemos perdidos seis años de desarrollo municipal.

No hay espacio para acobardarse, es tiempo de sacar lo mejor que tenemos.

El paroxismo y el abandono por la que atraviesa el  Ayuntamiento de San Ignacio de Sabaneta, por la gestión que finaliza es realmente preocupante. Se puede afirmar que  no realizo de manera responsable, ni apegada a los principios de la administración pública, mucho menos a la sana y buena costumbre que caracteriza la vida del  municipio. Llegando a convertir todas las acciones del Ayuntamiento en un festín de circo y fiesta. Todo se hizo posible, meno lo ético o moral. Lo que demandaba la población pasó a ser “ecos” manejados en los medios de sus bocinas a favor de las autoridades municipales. Todo estaba servido en su estrategia de distracción para cautivar, negar, confundir, manipular, relajar, mentir… al pueblo.

El pasado proceso electoral puso de manifiesto, que los ciudadanos y ciudadanas del municipio de Sabaneta, se han acostumbran al desorden y desidia de los servicios que deben de garantizar con calidad, el manejo pulcro de las ejecutoria de las autoridades que se eligen y se dicen representar al pueblo. Le han hecho creer  al pueblo que son los culpable por las negligencia que ellos, las autoridades locales han generados. No más masoquismo.

Está más que comprobado, en estos seis años que acaban de pasar. La incapacidad y testarudez del alcalde William Torres, para dirigir el estamento más importante que tiene un municipio. El Ayuntamiento Municipal. Que es el gobierno  ejecutor de las políticas y garantizar los servicios que deben de recibir los ciudadanos y ciudadanas. Es desde el Ayuntamiento donde se coordinan junto con los munícipes organizados o no, las decisiones para el ordenamiento territorial, la visión estratégica del crecimiento urbanístico y el empuje del desarrollo económico, social y cultural del territorio. Y esto no se hizo en la gestión 2010-2016.

Es necesario destacar que la Sala Capitular  y el alcalde, tampoco ejercieron su obligación su paso por el Ayuntamiento. Las decisiones que emanaban se caracterizaron por los repartos y el usufructo de los equipos y maquinarias en fomento de sus negocios, fincas, empresas personales, relacionadas y chupadoras. La consecuencia de todo esto fue la improvisación, abulia del mercado, el matadero, las recogidas de las basuras y cementerio público. Desorden en las vías públicas, contenes, construcciones y talleres que ocupan las aceras.  Dejar instalarse en las áreas verde y entrada y salida de la ciudad.  Permitir que destruyeran la casa materna del héroe Nacional Francisco Bueno Zapata; lugar  que representaba la memoria histórica del adalid sabanetero. Incumplimiento de la ley del cabido abierto, con los sectores y  organizaciones sociales.

Es cierto que tampoco los ciudadanos y ciudadanas y los sectores organizados  supieron enfrentar en su momento la ineficiencia y abandono que se fue generando en todos los servicios que debían garantizar  las autoridades municipales.

Esta realidad debe de poner en alerta a los “nuevos regidores y vice alcaldesa”. El timón queda en mano del actual alcalde. Quien se caracteriza por su clientelismo, emotividad personal de dirigir y manejar los recursos que recibe el ayuntamiento. Si no se “controla” la pértiga, el rumbo de esta gestión está encaminada al fracaso y llevara al abismo “cloacal” un municipio que se reconocía por su sencillo, limpiezas, buen orden y sobre todo por sus sanas costumbres. Que ha envilecido  al extremo.

Que es lo nuevo, que  representara esta gestión que inicia el 16 de agosto del 2016? Se postraran ante el alcalde? Quienes controlaran la gestión del 2016 – 2020?

Lo nuevo que trae la gestión (2016-2020), es desde mi visión; la juventud de los regidores. Pienso, que  adolecen de experiencia social y su vínculo es con una clase política local, que esta diestra y que solo han sabido vivir del poder. Me arriesgo a expresar que esto puede generar “grandes debates”, “inesperados conflictos”, pero “interesantes acuerdos”. Uno espera que no sean más de los mismo, nuevos borregos, desesperados chiriperos. “Rebeldes”, pero frágiles recoges migajas. Que le dejara tropezar el experimentado Alcalde.

Prefiero equivocarme, pero las expectativas no son la más halagüeña. Todo dependerá de la actitud del reelecto alcalde, de los regidores y la sociedad de Sabaneta. Que languidece y se ve postrada e indiferentes. Se nota agobiada por el rumbo que llevan los políticos locales, sociales y hasta religiosos a la sociedad y sobre todos, los  jóvenes. Cuya carrera maratónica está en manos de corruptos,  ruidos, la velocidad, lo banal y las drogas. Solo unos pocos jóvenes, se ven aprovechando el tiempo en el estudio, la música, la cultura y el deporte. Y esos no reciben apoyo, porque son capaz de pensar y actuar con cabeza propia. Si no son manipulable, no sirven; es que no pierden el equilibrio.

No se puede dejar de destacar la vice-alcaldesa que acompañará al síndico, la dirigente peledeísta y experimentada “servidora pública” Eunice Jimeno, su hijo José Núñez y el electo senador Antonio Cruz.  Que con su entrega en la campaña  y decisión hicieron posible la reelección de William Torres.

Ahora bien, como ciudadano uno espera que la gestión de las autoridades que asumirán su cargo o continúan en el mismo este 16 de agosto del 2016,  es que sea beneficiosa para el desarrollo de todos los ciudadanos y ciudadanas de la provincia. Y los elementos negativo señalados y evidenciados es para que no se repitan.

Lo que no se puede, es ser indiferente ante la realidad de abandono vivido en estos seis años perdido (2010-2016). Es para que las autoridades  reconozcan los tropiezos y levantar la mirada hacia el frente. La provincia ha de cambiar o es necesario hacerla cambiar.

No se busca nada subjetivo, ni dañar la imagen de nadie. Los hechos están ahí (electos y re-electos) y son imposible esconder o disimular. Lo que si es necesario asumir cada quien su responsabilidad.

La gestión nos dejan un sabor amargo, repugnante, asquean te, doloroso, irrebatible. Pero también, nos permiten ver lo que somos, nuestras debilidades, nuestras equivocaciones, nuestras riquezas, los valores que aún nos quedan y las posibilidades de cambiar para mejorar la vida de todos/as.

Es cierto que  a los políticos locales (legisladores-Ayuntamiento) les preocupa muy poco lo ético, la honradez, los valores culturales, religiosos. Que se le tiene  miedo reconocer las debilidades y las limitadas  virtudes. Pero es lo que son y lo que somos nos permitirá ver  los resultados que se han recogidos y actuar en función a los  resultados que en lo adelantes queremos cosechar.

No somos una sociedad fracasada (han fracasado los políticos locales), si hemos tenidos aciertos y desaciertos. Y que estos tienen responsabilidad directa, humana y concreta. Por omisión o por ser promotor de esa acciones. Lo que no hay es “inocentes mariposas.”

Hay quienes se han beneficiados de esas desviaciones, mientras que las mayorías han sufrido las consecuencias.

La vileza ha sido siempre  jugar con la desinformación,  darle larga a las situaciones. Tratar de enrolar a todos en lo negativo y sacarle provecho a las endeblez humanas. Promoviendo la corrupción (fiesta populares y festiva del calendario), el sálvese quien pueda y luego querer jugar al súper hombre, protector que viene como el Chapulín a salvar la situación. Cuando en realidad, siempre quien se salva es el corrupto (organizador, encargado de eventos) y promotor de la corrupción.

Los de abajo (los pobres) siguen soportando la carga de los de arriba. Y así no puedes continuar, es impostergable cambiar la realidad que vive nuestra querida Sabaneta.

Felicidades autoridades electas, pero cuidado con lo que siguen aupando y promoviendo. El tiempo de la “cosecha buena”, es una consecuencia, no una casualidad del azar. Si no, de los acuerdos sociales, comunitarios, religiosos y con agente de desarrollo. No de las improvisaciones individuales y caprichosas.

El desarrollo del municipio, depende de la gestión del Ayuntamiento, el Estado, los sectores productivos, las organizaciones sociales y de todos/as los ciudadanos/as. La participación en la planificación  y la ejecución de los planificados, es la mejor manera de garantizar  mejores servicios y una socializar  la inversión de los recursos, hacia el desarrollo productivo colectivo de los bienes y los servicios.

Hasta cuándo?

Terminando esta reflexión, escucho de nuevo (anuncio en la calle) la terquedad del síndico William Torres y secuaz seguidores, atribuirle de nuevo el nombre al vandalismo del parque, como “LA FIESTA PATRONALES”.

La fiesta a nuestra Patrona La Virgen de Las Mercedes (Parroquia Las Mercedes de Los Tomines), es una acción de fe, una invitación a la paz, al respeto, la solidaridad, fidelidad conyugal, maternidad y paternidad responsable, al encuentro con Dios, a través de la advocación a la madre María de Las Mercedes. Busquen cualquier otro motivo (nombre) para realizar sus fiestas, sus jolgorios y dejen por Dios, a María de Las Mercedes en paz. Ella intercederá por ustedes a pesar de todo. Y nosotros los creyentes oramos por su arrepentimiento y por el perdón de nuestros pecados.

¿Y tú, que opinas?

Please enter your comment!
Please enter your name here