Por: Marcelo Peralta.
Ahogado durante meses por la sequía que los afectó el bosque de la provincia Santiago Rodríguez vuelve a respirar en paz junto a los humanos.
Un claro proceso de recuperación se observa en la sanidad de los bosques de esta agreste provincia del Noroeste.
La Sanidad Forestal vive momentos de tranquilidad después de la llegada de las lluvias.

Los árboles de Santiago Rodríguez y su entorno sufren defoliaciones y castigos por la falta de lluvia.

También por los embates de la sequía sufrieron los animales y muchos murieron.

Debido a la falta de lluvia, los ganaderos del Noroeste sufrieron pérdidas millonarias, impotentes por no poder enfrentar el fenómeno natural.

No obstante, Dios que todo lo hace y lo puede, devuelve paulatinamente la paciencia a los afectados.

La sequía y la llegada de las mismas lluvias provocaron contaminación ambiental y a las aguas, pero se despeja poco a poco.

En todo caso, ya tanto los árboles que padecieron los efectos la sequía y los ganaderos muestran un proceso de recuperación.

Desde cualquier lugar lanza una ojeada y observa el verdor de los pastizales y el resplandecer de los árboles.

El ganado vacuno que sobrevivió a esta situación se repone lenta, pero en mejoría en la que aumenta el número de reses, disminuyen los daños, eleva la producción de leche y sus dueños han cambiado sus rostros de la tristeza y frustración a de alegría.

Al decir de ganados, la sequía reciente es la situación es peor que en la región se ha registrado en los últimos tiempos, dado que murieron miles de vacas y los árboles que sufren defoliaciones importantes, sin pero ya se está reponiendo.

Frondosas zonas forestales fueron mermadas a causa de la sequía.

El caso de los daños a las coníferas fue aterrador, porque fallecieron los que llevaban muchos años y se atrofiaron los que iban en crecimiento.

Habitualmente, hay ocasiones en que la provincia Santiago Rodríguez, por lo aridez y deformaciones de sus terrenos presentan siempre peor aspecto en cuanto a la pluviometría en comparación a otras de la región.

Sin embargo, Santiago Rodríguez y otras del Noroeste son pioneras en la producción de leche, y eso aunque tumbó los ánimos de muchos ganaderos, no obstante, el esfuerzo, la voluntad y el apego a Dios no permitieron que se desplomaran por completo.

Ahora, después del palo dado no dejarse tumbar el pulso.

Situaciones como la recién viva hace que el hombre busque nuevas alternativas.

Para comentar: (Deben poner sus nombres completo y reales); SABANETASR.com no es responsables a ningún comentario.