Por: Robert Núñez Cabrera
Desde niños escuchamos que los tropezones hacen levantar los pies. Este antiquísimo refrán parece reflejar las experiencias de los humanos, y hasta muchos animales, para no volver a tropezar con la misma piedra.

El Partido Revolucionario Dominicano parece no haber aprendido esa vieja lección, no importa cuántas veces choque con la misma realidad, justifica sus fracasos acusando a los demás, nunca se auto critica. Son expertos en explicar las razones por la que perdieron y torpes a la hora de enmendar sus errores y sus debilidades.

No bien termina esta contienda y ya están enfrascados en una lucha a muerte por el control del partido. Todo lo llevan a lo personal, lo intereses partidarios son letra muerta. Decía un amigo Judío que el tiempo que usted pierde buscando el culpable de algún percance, es mejor invertirlo para encontrar la solución del mismo.

El PRD no se cansa de buscar culpables, por lo tanto, nunca encontrará la solución de los problemas que le han impedido ganar la elecciones a pesar de ser el partido más votado en el 2010 y 2012, Ahora mordieron nuevamente el polvo de la derrota, las esperanzas quedaron tronchadas, perdieron todos otra vez, principalmente los más pobres que se mantienen firmes apoyando ese sentimiento llamado PRD, porque eso es lo que es, un sentimiento aglutinado en función de una esperanza.

Los que se la jugaron para impedir que el PRD ganara algún Senador en el 2010,(porque es incomprensible que ganando 15 provincias en esta contienda, en las pasadas no ganaran ni siquiera una) deben sentirse muy mal, sembraron vientos y cosecharon tempestades. En los corrillos políticos se cuentan historias que explican muy bien como se movieron ciertos personajes para ayudar a derrotar “su partido”, y debilitar su presidente para enfrentarlo con mayor posibilidad de éxito, como ocurrió, en la campaña interna.

La base perredeísta no se da cuenta que ellos tienen la solución en sus manos, que quienes tienen que cambiar son ellos, que ellos son buenos músicos pero mal dirigidos. Que si quieren ser opción de poder deben exigir unidad, claridad, propósitos comunes a sus dirigentes, que dejen de echarle la culpa a quienes los derrotan, de lo contrario, como dije en mi artículo “Ojala que ahora aprendan”, seguro de los resultados que se dieron en la contienda antes de las elecciones: continuaran atajando para que otro enlace.
Fuente:

Para comentar: (Deben poner sus nombres completo y reales); SABANETASR.com no es responsables a ningún comentario.