Por: el Arquitecto y Escritor Ricardo González Quiñones
Dedicado con toda mi alma, a los muchachos de Constanza, Maimón y Estero Hondo.

La tarde cenicienta, albergaba un cielo tímido, el calor del verano se tornaba seco, penetrante y las miradas se cruzaban indelebles unas, sollozantes otras. Algo Grande estaba pasando en nuestro terruño.

El murmullo de las gentes era notorio, escaleno, nadie quería perderse el espectáculo que la tiranía tenía acostumbrada a la población, más pan y más circo. Solo que esta vez eran cuatro valientes, cuatro patriotas, cuatro que a partir de esa tarde, se convertirían en inmortales, en redentores, en salvadores de un país y un pueblo inmisericorde.

Era dos de julio y la tarde se tornaba lenta, vizcaína, putrefacta. Frente al parque la multitud pregonando su muerte. En la iglesia, un militar, el Padre Jaime y dos feligreses pedían de rodillas que su alma, no su cuerpo, fueran salvadas. Lo enseñaron frente al parque, lo cruzaron por su centro, amarrados con sogas como delincuentes, como si fuesen asesinos, no sabiendo que los asesinos y delincuentes eran quienes los habían interrogado minutos antes.

El crepúsculo marcó el final de estos muchachos, que no se pararon de vociferar la razón de sus muertes. Apuñalados, amarrados claro está como le gusta matar a los cobardes, a los ladrones, a los verdugos.

Ese día Sabaneta perdía una batalla, contra los ladrones, contra los calieses, contra los adulones. Ese santo día renacían entre los patriotas, entre los que creemos que la luz de la dignidad aun está encendida: Guillermo Padilla, Segura, Ogando, Luis Fernando Ozuna y Ramón Peguero Reyes, como hijos de la RAZA INMORTAL.

Pronto este pueblo pagará esa deuda social que tenemos con ustedes muchachos y le pondremos a cinco calles de Sabaneta, los cinco nombres de tan grandes héroes. Y los declararemos HIJOS DE SABANETA POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS.

Hasta pronto, Dios querrá
Ricardo González Quiñones
Sabanetero.

 

1 Comentario

Para comentar: (Deben poner sus nombres completo y reales); SABANETASR.com no es responsables a ningún comentario.