(La grave corrupción de paralizar un país por las elecciones)

Melvy Cruz

Por: Melvy A. Cruz

Sabaneta, Santiago Rodríguez. He constatado una cruda realidad repetitiva y es la matriz que significa en todos los actos dominicanos el evento denominado Elecciones Presidenciales. Todas las acciones importantes, negocios, trabajos, compromisos, se han acentuado su decisión para después del 20 de Mayo, parece ser que este componente cambia todo en la República Dominicana, y es penoso que un país dure paralizado casi un año y que todo dependa de las elecciones.

Este colonizado país por España medieval, corrupta, obediente al clero y a la extrema corrupción de imponer las ambiciones de la corona poco ha cambiado en 520 años (un siglo), no parece aprender las lecciones ni con los más extremos crímenes (50 millones de indígenas asesinados), sufrimientos, miserias, poco desarrollo y clasismo en la insociedad sindicalizada y respaldada por una constitución que favorece a la clase dominante en los aspectos económicos y políticos.

Esa profunda ignorancia, sumisión, actitud, negocio y malas acciones conllevará nuevamente a la República Dominicana a repetir las ondas de violencias, pues, no hay quien aguante tantas inseguridad, corrupción, diferencias y monopolio de que todo esté permeado, dominado, manejado por la influencia de los partidos políticos y sus cuadros de secuaces asalariados con los recursos del Estado obligado a ser fallido.

Existe en el universo dos senderos o caminos para aprender las lecciones a través del tiempo, por comprensión o por error. Parece que la República Dominicana ha escogido la peor opción, aprender por error (aunque aquí pasan, han pasado y pasarán cosas y casos que sólo aquí sucede y todo sigue igual…) la venda del soborno, el fanatismo, LA IGNORANCIA, ha enfermado a los habitantes del país al extremo que todo lo que hace tal o cual partido es santificado cuando está en el poder, los demás esperan los mismos para disfrutar el néctar del poder comprado o vendido. Todos saben que no está correcto ese derroche de recursos apadrinados por el narcotráfico, empresarios lavadores, testaferros y grupos que aprovechan el desorden para ejecutar sus negocios que nos saldrán muy costosos, peligrosos comprometedores.

Si no nace de nosotros el autentico ser serio, sincero y sacrificio de descontaminar la isla de tantas plagas importadas (recibidas en el 1492) sostenidas y financiadas por la ineptitud de creer en falsas promesas y sólo pensar en arreglar yo lo mío, los demás que se los lleve, usted sabe quien, el país jamás tomará un rumbo pacífico, equilibrado y competitivo. No hay que esperar milagros de este sistema democrático o cualquier otra opción debe girar a que el país dialogue el mismo idioma y consensue y equilibre la divergencia y que la Agenda Nacional de Desarrollo sea aprehendida por las mayorías de los habitantes y tanto la educación, la política y la economía en todos los Ministerio del Estado comprendan que un país fragmentado, separado, dividido, manejado al antojo de un grupito de ladrones, criminales, corruptos, saqueadores, mafiosos y profesionales al servicio de intereses personales, transnacionales, nunca llegará a sus metas, propósitos o desarrollo necesario.

Es hora de pensar y de actuar diferente, dejando atrás esa ignorante acción de creer que las elecciones cambiarán este podrido sistema que ha destruido esta isla y la ha empeñado en compromisos de deudas internas externas muy extremas y peligrosas (todo se paga a través de los impuestos y préstamos) retenciones, prohibiciones, quiebras de productores, comerciantes, empresarios un poco honesto.

Hay que pensar, meditar y reflexionar para el presente y el futuro, tomando de base el pasado para no empeñar el país en la sangre, la violencia, la corrupción insostenible, la inseguridad y la dictadura de creer que el poder cedido a través de los votos es para enriquecerse en el nombre del pueblo, la democracia y mi partido de poder.

Que la transformación por ser veraz y tener los pies sobre la tierra les haga reflexionar y rechazar tantas oferta envenenadas.

Nada cambiará el 20 de Mayo. Son los mismos disfraces con las mismas malas intenciones. La acción vence el miedo.

Melvy A. Cruz

Para comentar: (Deben poner sus nombres completo y reales); SABANETASR.com no es responsables a ningún comentario.