Melvin Matthews
Por Melvin Matthews
La frase precedente la pronunció el embajador de Estados Unidos en Santo Domingo, James W. Brewster, sintetizando la posición de la administración del Presidente Barack Obama ante las versiones consistentes de que potencias extranjeras urden planes para fusionar a la República Dominicana y Haití.

Durante un encuentro con ejecutivos de medios de comunicación nacionales, Brewster apoyó el diálogo diplomático entre Santo Domingo y Puerto Príncipe, se manifestó confiado en que reinará la convivencia entre ambas naciones ocupantes de la Isla Hispaniola, “pero con cada país en su sitio”, una expresión para desvirtuar la posibilidad de que República Dominicana “cargue” con las carencias de Haití, el país más pobre del continente.

Brewster se abstuvo de emitir juicio de valor sobre la sentencia 168/13, del Tribunal Constitucional, sobre la nacionalidad dominicana a extranjeros, pero elogió el compromiso del Presidente Medina de respetar los derechos ciudadanos y su intención de regularizar la inmigración extranjera ilegal. Habló también de las relaciones comerciales, del turismo, el narcotráfico y el acuerdo de extradición, del tráfico de personas y la asistencia financiera que presta su país a Haití, de 3 mil millones de dólares.

El encuentro del embajador Brewster, ampliamente publicitado, parece un esfuerzo encaminado a disminuir las críticas locales que suscitó el reciente informe del Departamento de Estado, que acusó a la República Dominicana de “discriminación” contra los inmigrantes haitianos y sus descendientes.

Sin embargo, Brewster evitó referirse a la dura respuesta del gobierno, emitida a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, que restó al informe de Estados Unidos “menos valor que el papel en el que fue impreso”. Según la Cancillería, ese reporte “es una colección de recortes viejos de periódicos y consideraciones simples”.
Estamos de acuerdo.
Fuente:

Para comentar: (Deben poner sus nombres completo y reales); SABANETASR.com no es responsables a ningún comentario.