Por: Dr. Milton Jiménez

Ya paso el proceso electoral. Nos disponemos a iniciar una etapa diferente en el país, y al final del túnel se observa una esperanza que puede generar el éxito que tanto hemos deseado y que por tal razón se ha criticado tanto a los encargados de formular y aplicar las políticas públicas del país.

Hemos elegido un gobierno nuevo que se instaurará a partir del 16 de agosto próximo y que gobernará por cuatro años sin el prejuicio de llevar a su gabinete el estrés clientelar y populista de gobernar con la miradas puesta en unas elecciones congresual y municipal de medio término, por lo que tiempo habrá para organizar las ideas y fomentar el desarrollo integral de la nación, sin ser perturbada por ideas mediáticas de conseguir el favor del voto de una población que se torna desinteresada, por el engaño a que ha sido sometida durante mucho tiempo.

Santiago Rodríguez, provincia que ha tenido un gran avance en los últimos años con relación a épocas económicas anteriores (guano, maní y tabaco), debe unir todas sus fuerzas sociales, políticas y económicas, para lograr de manera inteligente y audaz el mayor de los alcances en tal sentido. La unidad de los líderes y actores de nuestra pequeña patria es asunto fundamental, para que de inmediato se diseñe una especie de Estrategia de Desarrollo Provincial (EDP), que permita dar el gran salto que esperamos desde hace tiempo por el gran potencial sin explotar que tenemos.

En el penúltimo censo nacional del año 2002, entre las cuatro provincia de la sub-región noroeste, nuestra provincia se encontraba en el último lugar con relación a la inversión pública y privada. Hoy estamos por encima de Montecristi y Dajabón, que sumándola las dos casi la igualamos. La diferencia con relación a la provincia de Valverde, nos acercamos de manera sorprendente en estos últimos 10 años. Solo el gobierno dominicano, empresarios de la agroindustrias e inversionistas extranjeros como Industria San Miguel del Caribe, productos Dymoun y la telefónica Claro Dominicana, han invertido más de RD$ 2,000,000.00 millones en nuestra provincia, incrementándose de esa forma en más de un 400% el per-cápita provincial y el poder adquisitivo de la población. Contamos con la protección de la ley 28-01, y un potencial de desarrollo grande, con una ecología envidiable y un trato humano reconocido a nivel del país como uno de lo más acogedores, el menor índice de violencia y hombres y mujeres con deseo de avanzar.

Es oportuno pensar en que juntos podemos sacar adelante esta provincia, sin menospreciar que debemos estimular el desarrollo de las demás provincias circundantes.

Para comentar: (Deben poner sus nombres completo y reales); SABANETASR.com no es responsables a ningún comentario.