Por: Julio Ovalle.
Es importante para el país y toda persona que aspira a convivir en una democracia real el que sean creados el Tribunal de Garantías Constitucionales, el Tribunal Superior Electoral y la elección de nuevos magistrados de la Suprema Corte De Justicia. Los miembros de estos órganos deberán instaurar y garantizar el estado de derecho y de seguridad jurídica, por ser esenciales en una democracia que garantice a todos los ciudadanos y ciudadanas el disfrute del desarrollo económico y social.

En vista de que la integración del Consejo Nacional de la Magistratura que elegirá a los integrantes de las altas cortes beneficia los intereses del PLD y del presidente Leonel Fernández, advertimos que toda elección carente de pluralidad quitaría legitimidad a las decisiones emanadas de los jueces y juezas que formarán los nuevos órganos.

La elección de jueces en base a intereses de partidos, de instituciones y de personas vulneraría el derecho de la población a contar con tribunales que respondan sólo a los mandamientos constitucionales, al derecho y a las leyes.

Recordamos que la Constitución de la República establece en su Artículo 2 que la soberanía reside exclusivamente en el pueblo, del cual emanan todos los poderes. Éste debe ser por lo tanto el perfil de las candidaturas a las altas cortes y los criterios de evaluación de desempeño de los jueces de la Suprema Corte de Justica y del accionar del Consejo Nacional de la Magistratura.

En efecto, demandamos que el Consejo Nacional de la Magistratura considere lo siguiente en la elección de los jueces de las altas cortes:

a)- Una elección transparente, amplia, plural, de cara a la población, transmitida sobre todo por la televisión, publicidad que por mandamiento constitucional es inherente a todo ordenamiento democrático.

b)- Elegir de manera constitucional, sin violación alguna, para que por ejemplo en el caso de la Suprema Corte de Justicia se cumpla con el 75% de jueces/as de carrera y el 25% de abogados/as en ejercicio, ministerio público y personalidades del mundo jurídico.

c)- Elegir personas que en su ejercicio profesional hayan demostrado capacidad, honestidad, conocimiento científico, probidad, ética, buen tino en las tomas de decisiones, apego irrestricto a la Constitución, a las leyes y al derecho y con visión humanista de la justicia.

d)-Hacer una elección en la cual prime la equidad de género, para que la participación de la mujer sea proporcional a su existencia en la sociedad.

e)- Elegir personas que hayan probado con su comportamiento de vida, una vocación democrática plena, compromiso patrio e incorruptibilidad.

Estos son los criterios que garantizarían una elección de jueces y juezas no cuestionables y aprovechar la oportunidad para avanzar hacia una democracia que sea realmente verdadera.

Comisión política
Santo Domingo, 18 de agosto ,2011

Para comentar: (Deben poner sus nombres completo y reales); SABANETASR.com no es responsables a ningún comentario.