Por: Lissette Montolío.
New York. Y bien amigos, el desfile va. Va, porque es de todos, aunque YO NO VAYA, porque estoy en contra de que las cosa salgan como lucen, porque creo que los títulos se deben dar una sola vez, a menos que no se tenga el pensamiento del “vuelve y vuelve”.

Una sola vez es más que suficiente para resaltar el nombramiento de una persona como Padrino/a Nacional o internacional, o cualquier título; pero repetirlos al año siguiente es faltar al conglomerado dominicano que tiene personal de sobra para tales distinciones.

Qué es eso de nombrar otra vez a la misma persona como el REY DE DESFILE. No estoy de acuerdo porque es ensuciar a la comunidad con lo que arrojó de su trasero al bajarse los pantalones en la parada del año pasado y en los premios Casandra.

Pero si eso es lo que les hace sentirse felices, bien. Don dinero habla por sí solo, aunque NO veamos a re-inversión a beneficio de la comunidad por nuestra.

Como yo me respeto y no apoyo tal ofensa, No voy al desfile de este año. Hablé consideradamente diciendo que si a un líder, cualquier que fuera, se le nombra lo que sea, NO SE LE PUEDE HACER EL MISMO NOMBRAMIENTO al año siguiente en la misma manifestación. Pero no me hicieron caso, porque a las voces acertadas no se les escucha. Creo que esa o cualquier persona pudo haber sido Padrino Continental, Miembro de Honor u otros, título, pero NO EL REY, otra vez.

Ya VEO QUE MI AMIGO Nelson Peña quiere cerrar con broches de oro su posición de dirigente (no líder) porque no habrá otra oportunidad de rehacer lo que se ha construido y destruido ahora.

La plata vuelve a ganar. El desfile declina y el año entrante las autoridades, después de este marullo, no permitirán que esto vuelva a pasar, por lo menos en la 6ta. Avenida, distinción especial por los años de existencia del DND. Lo lamento.

Nuestros hermanos boricuas atravesaron por situaciones parecidas, pero se pusieron los pantalones y salvaron a la expresión cultural más importante de nuestros países. Y nosotros? qué vamos a hacer. Llorar y preguntarnos el año que viene por qué no hay desfile. No lloremos como niños lo que no supimos defender como hombres o mujeres luchadores.

El desfile va este año, porque el pueblo quiere que así sea, no por ninguna diligencia de ninguno de sus directivos; pero la idea suprema de destacar a nuestra gente NO VA A TENER SU EFECTO.

Yo me voy para la playa. Hasta otro encuentro, el cual no será hablando del cadáver del DND de NY. Dios mío, dónde están nuestros líderes,…García Corazón, Rafael Mendoza…etc. ¡Qué rayos pasó!?
Siempre,

Lissette Montolío

Para comentar: (Deben poner sus nombres completo y reales); SABANETASR.com no es responsables a ningún comentario.