Diógenes Gómez Álvarez- Cadeca. (Foto: Marcelo Peralta).

Por: Marcelo Peralta.

Sabaneta, Santiago Rodríguez, R.D. – El periodista Marcelo Peralta, sugirió al presidente de la República, Danilo Medina ir en auxilio de una familia que atraviesa por momentos de graves dificultades económicas, de salud y ambiental.

Peralta hace referencia a las deplorables del enajenado mental Diógenes Gómez Álvarez- Cadeca- de 74 años, su hermano Antonio Gómez, de 70 años de edad y quien sufre del mal de Parkinson y su madre Ana Mercedes Álvarez viuda Gómez, de 98 años de edad, virtualmente ciega e inválida la cual yace postrada en una cama.

El pasado vicepresidente nacional del Instituto de Previsión y Protección del Periodista- IPPP-, apela a la sensibilidad humana del Presidente Danilo Medina, a sabiendas de que es un gobernante que escucha el clamor de los envejecientes y necesitados.

Indica que esta familia residente en la comunidad Caimito en la provincia Santiago Rodríguez viven en condiciones infrahumanas en donde falta de todo lo necesario para sobrevivir de manera digna.

 Marcelo Peralta hace la petición al jefe de Estado debido a que es una familia que carece de los recursos necesarios para cubrir sus prioridades.

Dice que desde el Estado Dominicano existen instituciones que reciben millonadas mediante el Presupuesto Nacional sin que sean fiscalizados el destinado que dan a los recursos del pueblo.

Establece que hay que entender que el mecanismo de supervivencia, coloca una especie de barreras emocionales en la mente humana y que el caso que implica en que vive el de nombrado Cadeca no es la excepción, quien a pesar de todas sus limitaciones ha rebasado a las mismas.

Es el hijo mayor de la pareja de esposos de la doméstica Ana Mercedes Álvarez, de 98 años de edad, quien está ciega, inválida y su esposo, el agricultor Cornelio Gómez, murió hace varios años.

De éste matrimonio nacieron Diógenes, Eligio Antonio, José, Ana María, Teresa, Francisca, Edilio y Santiago, éste último fallecido.

En el pasado, Diógenes Gómez Álvarez, recorría las calles de Sabaneta, provincia Santiago Rodríguez con un envase, a quienes parroquianos daban comida cocida.

Por sus características, se granjeó el aprecio y respeto de ciudadanos.

Hoy, su vida se desenvuelve en medio de graves y delicadas dificultades.

Su hábitat es un anexo con un ambiente desagradable e insoportable.

Duerme en un colchón tirado en el suelo, no apta para un ser humano.

A pesar de sus discapacidad mental, este humilde hombre que respeta a sus semejantes y conserva su dignidad.

Aunque no habla es sumiso, obediente y gentil.

Por las inhumanas condiciones de insalubridad y ambiental su vida se deshace y se consume.

Habita en medio del frío, el hambre, sin cama y semidesnudo.

Este ser humano vive en un estado deplorable, semidesnudo y abandonado en una pequeña habitación en el paraje Caimito, en la provincia Santiago Rodríguez en la Región Noroeste.

Nadie al exterior sabe cómo se alimenta este personaje pintoresco.

Se trata del extremo aventurero Cadeca que descalzo andaba calle arriba y calle abajo en el municipio Sabaneta en busca de comida.

Es un desafío el nivel de viva de Cadeca.

Sus condiciones físicas actuales son tareas muy difíciles para reintegrarse en la sociedad.

Aunque se para de su vetusta cama, pero al no tener ambiente, rápidamente retorna a ella para acuclillarse.

No come ni bebe agua de forma adecuada.

Cuando les visitamos al observar una foto que el respetable ciudadano Jimmy Estrella subió una foto en las redes sociales pudimos visitarle.

Cadeca hay sobrevivido a 74 años en medio de grandes y graves dificultades.

A pesar de haber sido un instrumento de supervivencia social en el municipio Sabaneta y zonas adyacentes, hoy muy pocas personas sabían que este legendario hombre que nunca ha usado zapatos existiera por tantos años.

Rodeado de árboles que parece un paraíso absoluto, en la actualidad su vida es incierta por las grandes limitaciones existentes.

Tiempos atrás Cadeca, ese aventurero, llevó a cabo su hazaña de recorrer pueblos de la Región Noroeste sin hacerle daños a nadie.

¡Mucho frío!

Nunca se ha puesto zapatos.

Cuando hay tiempos de lluvia, debido a la falta de abrigo y en temporadas bajas, Cadeca sufre frío debido a las cantidades de hendijas de la casa de madera en la que vive.

En el cuarto que ocupa, en la parte detrás de la casa de madera y zinc, el viento llegaba fuerte y penetra a su interior.

Pese a la incomodidad y el frío, Cadeca se cubre con una sábana la que no garantiza toda su anatomía.

Los árboles que hay en el interior de la casa, proporcionan sobran para que Cadena pueda tener un ambiente, clave para sobrevivir.

Momentos difíciles.

Sin ayuda médica, poca comida, falta de abrigo, enfermo, es evidente que se convierte en una gran amenaza para Cadeca.

La situación que afecta su moral le deprime y se avergüenza de la forma en que vive.

Vivir en las actuales condiciones en que está éste ícono es una lección de aprendizaje.

Volver a la normalidad: la parte más difícil.

Pese a padecer hambre, frío y soledad durante décadas, Cadeca, se ve fuerte, aunque la parte más difícil para reintegrarse a la sociedad, es las actuales condiciones de salubridad y carencia alimentaria, aunque sus hermanos se preocupan por conseguirla.

Cadeca se muestra tímido y nervioso.

Alrededor del mundo hay millones de personas que padecen hambre y limitaciones, pero Cadena debe ser protegido y asistido a tener una vida más cómoda.

Para comentar: (Deben poner sus nombres completo y reales); SABANETASR.com no es responsables a ningún comentario.