“En el principio
no había existencia ni inexistencia;
todo este mundo era energía sin manifestarse….

El Ser Único respiraba, sin respiración,
Por su propio poder,
Nada más existía….”

Himno de la Creación, Rig Veda

“No hay necesidad de salir de la habitación. Basta con sentarse a la mesa y escuchar. Ni siquiera es necesario escuchar, sólo esperar. Ni siquiera hay que esperar, sólo aprender a estar en silencio, quieto y solitario. El mundo se te ofrecerá libremente para ser descubierto. Él no tiene otra alternativa; caerá en éxtasis a tus pies”.

Franz Kafka

Por: Gabriel Orozco Gutiérrez.
Al cabo del tiempo encontré que reunirme conmigo mismo y disponer de un espacio de tiempo para establecer un contacto con ese componente espiritual mas allá de mis vivencias físicas se ha convertido en un elemento cotidiano, enriquecedor y pacificador.

Imagine que ello fuese posible y en un comienzo basado en la formación que he recibido a través de mi familia, del imaginario social en el que me he desenvuelto y en mayor medida por mis convicciones personales sentía una aparente y explicable desconfianza y escepticismo, era fácil encontrar motivos para no ir en la búsqueda de una manera diferente de pensar, el día que pude romper mis paradigmas y aceptar que mis vivencias espirituales son mi componente básico, mejor aún voy mas allá, cuando acepté que soy un ser espiritual que tiene vivencias humanas, descubrí mi espiritualidad y ello me ha llevado a ir en la búsqueda de ese conocimiento que hoy me he permitido y que voy adquiriendo y perfeccionando día a día, es fascinante darse cuenta que se puede crecer siempre, que es la oportunidad de comunicarme conmigo mismo y con mi ser trascendente, que Dios está allí en todos y cada uno de esos elementos y que el único requisito para encontrarlo es estar dispuesto a recibirlo y conocerlo, por eso pasé de imaginarlo a hacerlo posible.

Hoy recuerdo que durante la gran mayoría de mis años viví con la premisa que la vida cobraba sentido en la medida que se sufría para alcanzar los logros y crecer, después con el tiempo aprendí que pensar positivamente podía transformar mi manera de vivir y últimamente he descubierto que vivir una vida llena de sentido y trascendencia la ha transformado y le ha dado a mi vida un propósito, todo ello gracias a pensar diferente y dentro de ello meditando he encontrado el camino para ir en búsqueda del conocimiento y las respuestas que se me presentan cotidianamente y a las cuales busco respuesta, los milagros y la divinidad que hay en mi están en ti y ello es posible gracias a que un día me atreví SER y meditar me ha llevado por este camino.
Namasté,

Gabriel Orozco Gutiérrez.

Fuente:

Para comentar: (Deben poner sus nombres completo y reales); SABANETASR.com no es responsables a ningún comentario.