Por: Marcelo Peralta. 
Santiago, RD. Mientras la ciudad de Santiago de hunde debido a los hoyos en las calles y la población contrae diversos tipos de enfermedades por la acumulación de basura, y los viajes al exterior del alcalde perredea – peledeista Gilberto Serulle, la Sala Capitular podría aprobar nuevos aumentos en perjuicio de la población.

Se habla de un paquetazo al estile del Poder Ejecutivo y le Congreso Nacional que lesiona y lacera los pocos recursos económicos que adquiere con esfuerzos y sacrificios la población.

No solo la Alcaldía aumentará el precio de la recogida de basura que se cobra a través de la Corporación del Acueducto y Alcantarillado-CORAASAN, sino que es un paquetazo a los impuestos mediante el cual la mayoría de los servicios que ofrece a la población serían incrementados.

Este nuevo paquete persigue recaudar 90 millones de pesos adicionales, mediante el aumento en hasta un 200 por ciento de los arbitrios a la recogida de basura, catastro y planeamiento urbano.

El proyecto, que actualmente estaría en fase de elaboración, propondría, además el aumento en los cobros de tarifas de rampas, por derechos de rodamiento y minas, paradas de las rutas de conchos, así como con el sistema de taxis.

Por concepto de tarifa para otorgar licencias, permisos y autorización a cargo de la oficina de Planeamiento Urbano contempla un alza de hasta un 30 por ciento.

Aunque el proyecto que prepara la Alcaldía no ha sido conocido por la Sala Capitular, algunos regidores lo han rechazado de antemano.

El reformista Rafael Cruz (Papito) dijo que su oposición es rotunda a que se quieran aumentar los impuestos municipales como pretenden la actual administración del alcalde Gilberto Serulle.

Consideró que la población no aguanta más cargas, unidas a las que persigue el Gobierno.

Cruz, quien es presidente a nivel local del Partido Reformista Social Cristiano, dijo que los planes del Ayuntamiento pretenden incluir aumento de cobros hasta por registro de documentos y contratos de arrendamientos.

En tanto que el regidor Domingo Ureña, del Partido Alianza Liberal (PAL), advirtió que más de la mitad del cobro de los nuevos impuestos iría a parar a manos privadas.

“No es posible que se pretenda aumentar impuestos en estos momentos y que más de la mitad caigan en manos privadas como sucede actualmente que los millones que cobran, empresas como triple A, se quedan como más dinero que el mismo ayuntamiento”, indicó.

Para comentar: (Deben poner sus nombres completo y reales); SABANETASR.com no es responsables a ningún comentario.