Infografia avion
Por AP
Puede significar muy poco para los investigadores que las últimas palabras que los controladores aéreos recibieron del avión perdido fueran “Buenas noches, Malaysian tres-siete-cero”, en lugar de “Todo bien, buenas noches”, pero en realidad significa mucho para los funcionarios malasios, cuya credibilidad ha sido cuestionada casi desde el principio.

Los funcionarios malasios dijeron hace más de dos semanas que las últimas palabras fueron “Todo bien, buenas noches” y que fue el copiloto quien las dijo.

La noche del lunes, sin embargo, cambiaron su relato y ahora dicen que todavía investigan quién fue quien habló. La discrepancia se suma a la confusión y la frustración que sienten las familias de los pasajeros y tripulantes del Vuelo 370 de Malaysia Airlines, desaparecido hace más de tres semanas. Hasta el martes, los funcionarios no han logrado explicar cómo fue que se equivocaron.

“Este tipo de error golpea lo más básico de la confianza en sus comunicaciones. Si Malasia está cambiando lo que dijo el piloto, la gente empieza a pensar: ‘¿Qué van a cambiar ahora?”‘ dijo Hamish McLean, un experto en comunicación de riesgos y crisis de la Universidad de Griffith en Brisbane, Australia.

“La información durante una crisis es absolutamente crucial. Cuando se tiene tan poca información, se necesita manejar con mucho cuidado”, agregó.

Las autoridades malasias se han visto obligadas a tomar la defensiva ante las críticas, de las cuales las más contundentes han provenido de un grupo de parientes chinos de los pasajeros, quienes las acusan de mentir sobre —o incluso de participar en— la desaparición del avión.
Fuente:

Para comentar: (Deben poner sus nombres completo y reales); SABANETASR.com no es responsables a ningún comentario.