Por: Marcelo Peralta / Papanín
Las Caobas, Santiago Rodríguez, R. D. Juan Gerez-Cátcher, es un ser humano silente, callejero y valiente como los de su época.

Está a punto de cumplir un siglo.

Es uno de los hombres más populares de la parte baja de la comunidad Las Caobas.
Popularmente conocido como CÁTCHER su nombre de pila responde a Juan Gerez quien desde que era niño trabajó como agricultor y al crecer optó por el ser comerciante.
Tiene 99 años de edad y aun trabaja agricultura.

El día 24 de junio del año 1913 en el paraje El pegado, de la comunidad Las Cobas Abajo.
Su esposa actual es doña Ana Felicia Jerez, quien está postrada en su lecho debido a malestares físicos.

Es un hombre enamorado persistente de mujeres elegantes, proyectando una imagen de que “se las conseguía todas” y a su edad, 99 años, mantenerse como el primer gandul, limpiando solares y es una muestra de dignidad y decoro para un hombre nacido en las entrañas de un hogar humilde, pero unidos todos los miembros de la familia.

Juan_Gerez_Catcher_2
Juan Gerez

Es padre de 24 hijos, quienes les han procreado nietos, biznietos y tataranietos.
Don Juan Gerez ha sido agricultor y comerciante.

A pesar de sus 99 años de edad, limpia solares yermos a sus vecinos en la comunidad Las Caobas Abajo.

Se puede decir que Juan Gerez es un ejemplo viviente para la actual generación.
Es el factor multiplicador por decenio, e incluso superior al de muchos jóvenes actuales, ya que a sus 99 años de edad, tiene fuerza y espíritu para abrir sus manos y coger una pala limpiar solares.

A su edad quiere garantizar sus actividades cotidianas, respetando a todos y recíprocamente recibiéndolo cuando el 24 de junio cumpla sus 100 abriles.
Su primer trabajo fue el ser agricultor.

Luego comerciante con lo que ha podido producir dinero y darle buenos ejemplos a sus hijos y demás vástagos.

Sus trabajos de agricultor y comerciante, les han servido de antídoto al que quiere ser un nombre sano y con deseo de vivir con el sudor de su frente.

Cuenta con lucidez que cuando era muchacho, obligaron a su padre a pagar una multa porque no lo enviaron a la escuela.

También, recuerda que un hombre iba tres veces a la semana a llevar cartas que enviaban a los comunitarios por el correo.

Juan Gerez practica la perseverancia y el amor al trabajo que son dos virtudes que dignifican al hombre, constituyendo un ejemplo viviente.

La edad de Juan Gerez es un referente para la juventud que hoy día busca fácil el dinero que él tiene que conseguir a base de trabajo y sacrificios limpiando solares a sus vecinos utilizando para ello una pala.

Es una proeza que sólo se comprende con la formación y disciplina de un ser humano que no ha descansado nunca y que a los 99 años sigue laborando día a día.

Confiesa que es un hombre que desde muy temprana edad se ha dedicado al trabajo, para con el sudor de su frente sobrevivir a la vida y mantener a su familia.

Afirma llevar más de 90 años trabajando en forma interrumpida, especialmente la de agricultor haciendo producir la tierra para obtener el sustento de sus familiares y darles buenos ejemplos a sus hijos y a los conciudadanos.

Creció y se desarrolló desde temprana edad y sus padres lo enrolaron en la actividad productiva para ayudar en la casa.

Dice que sus progenitores le compraron un machete, con el que todos los días desde horas muy tempranas se dedicaban a producir en la tierra para ganarse el sustento de su familia, especialmente de sus padres y hermanos menores.

El Cátcher es un ejemplo de trabajo, que con tesón y sacrificio pudo mantener a sus 24 hijos y un vivo ejemplo para su propia comunidad.

1 Comentario

Para comentar: (Deben poner sus nombres completo y reales); SABANETASR.com no es responsables a ningún comentario.