Por: Elpoderdelpueblo.org

SANTO DOMINGO.- El dirigente perredeísta Hipólito Mejía dijo anoche en forma categórica que los resultados de las elecciones ofrecidos por la JCE “son producto de la manipulación y el poder y no de la expresión de la voluntad libérrime del pueblo”.

Esto, según dijo, es “inaceptable” para aun demócrata como él.
Mejía emitió estos criterios en un discurso que pronunció desde un hotel de esta Capital, acompañado de decenas de seguidores.

“A la luz de lo dicho y ante la realidad de que más de dos millones de dominicanos desafiaron el poder absoluto” en las pasadas elecciones, él asume “su rol como líder de la oposición en defensa del interés nacional y la preservación de la paz y la tranquilidad de la familia dominicana”, agregó.

Llamó a la unidad de los dominicanos “para que trabajemos juntos, con la ley de partidos políticos y de la nueva ley electoral” a fin de garantizar que ésta haya sido “la última vez que se vulnere la voluntad del pueblo dominicano.

Mejía fue interrumpido repetidamente por cientos de seguidores que gritaban: “Fraude, fraude!!!”.

Alegó que los recién finalizados han sido los comicios “más desiguales de la República Dominicanadesde la tirania de Truiillo”.

Texto del discurso
El texto del discurso de Hipólito Mejía es el siguiente:
Dominicanas y dominicanos:
Tuve la honra y el honor de representar como candidato a la presidencia de la República, al Partido Revolucionario Dominicano y a los partidos Movimiento Democrático Alternativo, Revolucionario Social Demócrata, Demócrata Institucional, Humanista Dominicano y Alianza Social Dominicana, así como a cientos de movimientos de apoyo, organizaciones religiosas y de ciudadanos independientes.

Durante todo ese proceso, competí en buena lid y me empeñé en hacer que mi candidatura resultara ganadora, ya que la misma representaba las más legítimas aspiraciones del pueblo dominicano.

Los resultados del proceso electoral que acaba de concluir, han confirmado mi denuncia a lo largo de la campaña de que estábamos asistiendo a los comicios más desiguales que recuerda la República Dominicana desde la dictadura de Trujillo.

En los días previos al proceso y durante el desarrollo de las elecciones, la opinión pública pudo ser testigo de múltiples atropellos de las fuerzas del gobierno contra muchos de mis seguidores. Entre esas violaciones podemos señalar las siguientes:

El uso abusivo e indecente de los recursos del Estado en franca violación de la Constitución y las leyes del país.

La abstención inducida mediante la compra masiva de cédulas, compra de voluntades y la intimidación de la población para que no acudiera a votar.

El apresamiento de dirigentes opositores en violación a los derechos civiles y políticos
El control abusivo de los medios de comunicación.

También vimos con indignación la intromisión descarada del Presidente de la República en la campaña electoral y en las decisiones del Tribunal Superior Electoral para anular alianzas de partidos que apoyaban nuestra candidatura.

Así como el papel parcializado del Presidente de la Junta Central Electoral en violación a la
ley y los reglamentos que norman la organización del proceso electoral.

Estos hechos constituyen un retroceso a la época de los gobiernos totalitarios.

A pesar de que competimos en condiciones muy desfavorables, el Partido Revolucionario Dominicano y sus aliados recibieron una alta votación que nos llena de orgullo.

Ese hecho reafirma al Partido Revolucionario Dominicano como la principal fuerza política del país.

Doy las gracias a los partidos aliados, a los reformistas que militantemente apoyaron nuestra candidatura, al Sector Externo y en especial a mis compañeras y compañeros del Partido Revolucionario Dominicano, por su espíritu de lucha y por la valentía con que se enfrentaron a toda suerte de manipulaciones y tentaciones, demostrando así su lealtad y amor a los principios y valores en que descansa nuestra organización política y el legado del doctor José Francisco Peña Gómez.

Del mismo modo, agradezco a la entidad Ciudadanos por la Democracia y a las organizaciones religiosas, comunitarias y de la Sociedad Civil que confiaron en nuestras propuestas para adecentar la política y trabajar por el bien común.

Quiero decir con toda claridad y firmeza que los resultados ofrecidos al país por la Junta Central Electoral son el producto de la manipulación y el abuso de poder y no la expresión de la voluntad libérrima del pueblo, lo que es inaceptable para un demócrata como yo.

A la luz de lo dicho y ante la realidad de que más de dos millones de dominicanas y dominicanos, desafiaron el poder absoluto y depositaron su voto a favor de nuestra candidatura, asumo mi rol de líder de la oposición en defensa del interés nacional y la preservación de la paz y la tranquilidad de la familia dominicana.

Por eso, hago un llamado a la unidad de todos los dominicanos y dominicanas para que trabajemos juntos por el fortalecimiento del sistema democrático, por la aprobación de la Ley de Partidos Políticos y de una nueva Ley Electoral, porque con eso garantizaremos que esta será la última vez que se vulnere la voluntad del pueblo.

Que Dios nos bendiga a todos y todas”
Fuente:

Para comentar: (Deben poner sus nombres completo y reales); SABANETASR.com no es responsables a ningún comentario.