Por: Tony Rodríguez / elratondigital.com
En cualquier sociedad capitalista del mundo, es común que un grupo de familias concentren las principales fuentes de riquezas. Es sabido que el seis por ciento de la población mundial concentra el 59 por ciento de las riquezas materiales, lo que pone al descubierto la razón de la desigualdad social y de la gran brecha que separa a ricos y pobres.

En República Dominicana, no más de 15 familias concentran las principales riquezas del país, las cuales tienen sus inversiones focalizadas en la banca, los medios de comunicación, la industria del acero, la exportación de caña, constructoras, la producción eléctrica y la panacea moderna, el negocio de la seguridad social.

Esteban Rosario, periodista y escritor dominicano, en su reciente libro, “El Grupo Vicini el verdadero poder”, relata la historia de la familia de origen italiano llegada al país en los inicios de la era republicana. Su tronco Juan Bautista Vicini Canepa (quien llegó en 1860) recibió un préstamo de 25 mil pesos, de manos de su primo Luis Cambiaso, para que se dedicara a ejercer actividades financieras.

“Compró a sus 23 años en 1870, al norteamericano Miguel Ángel Canto Silva, la deuda hipotecaria que tenía con Lorenzo Guridi, copropietario del ingenio Angelina de San Pedro de Macorís, haciendo su inserción en los negocios azucareros y obteniendo la propiedad del mismo en el año 1876”, expone el autor en las páginas 13 y 14 del libro.

Vicini se asoció con la mayoría de los presidentes de República Dominicana para lograr concesiones de tierra, exoneraciones de impuestos y emisión de monedas“, relata el escritor.

A la muerte de Trujillo, la familia Vicini Cabral era el “verdadero poder” en el país, con actividades de exportación, producción de ganado, agroindustrias, único exportador de azúcar y mayor latifundista.
Un escollo para la familia, fueron las iniciativas legislativas del gobierno de Juan Bosch, que logró en la Constitución del 63, la prohibición del latifundio. A este grupo económico se le obligó a pagar impuestos por las exportaciones de azúcar y obligó a entregar al Banco Central los dólares recibidos por las exportaciones. El gobierno de Bosch apenas duró 7 meses.

En el capítulo “Las inversiones del Grupo Vicini”, Esteban Rosario refiere que domina la banca, televisión, periódicos, producción de azúcar, ganadería, energía eléctrica, metalurgia y posee grandes extensiones de tierras de vocación agrícola y turística.

Entre las empresas a que está vinculado el grupo, se citan los bancos, Popular, BHD y Progreso; las industrias Leche Rica, Ochoa, Metaldom, Ege Haina y Helados Bon; medios de comunicación Listín Diario, El Nacional, El Caribe, CDN, Diario Libre, Antena Latina, El Nuevo Diario, Teleantillas y otros.
El libro consta de 263 páginas, impreso en Editora Buho, la corrección es de Andrés Acevedo, la diagramación y diseño de portada de Rafael Domínguez Gautreaux. La primera tirada consta de mil ejemplares, y fue entregada en abril de 2012.

Otras obras publicadas por el autor: “Los dueños de la República Dominicana”, “Oligarquía de Santiago“, “Bermúdez fortuna y crisis“, “Iglesia Católica y Oligarquía“, “La corrupción en los ayuntamientos de Santiago” y “Trujillo y La Tabacalera“.

1 Comentario

Para comentar: (Deben poner sus nombres completo y reales); SABANETASR.com no es responsables a ningún comentario.