Por: el Arquitecto y escritor Ricardo González Quiñones
De nuevo en este bulevar de la vida y con el firme propósito de continuar con nuestros hitos más importantes de nuestra amada Sabaneta, hoy les diré como nació nuestro parque Don Juan Rosado Capellán.

Fue construido a finales del siglo diez y nueve, cuando Sabaneta era un poblado con apenas unas cuantas casas de madera y cobijo de cana, en el mismo lugar que hoy se encuentra, que a su vez era el centro del poblado. Sus bancos eran de madera y su vegetación exuberante, con árboles de gran follaje y arbustos de buen tamaño.

Remozado en tiempo de la horripilante tiranía, en los albores de los años cincuenta, siendo Síndico para ese tiempo, el Señor Bernardito Bueno, quien era el progenitor de nuestro héroe Francisco Bueno Zapata. Le cambiaron el nombre de Parque Patria, por el de Parque Ramfis. La piedra que está apostada en la cara norte del parque y que da a la calle Restauración, la sacaron de la pendiente que tiene antes de llegar a su ribera el río Inage, de Villa los Almácigos.

Su diseño, era el típico de la tiranía, en el centro una estatua del nefasto dictador, muros divisorios a veinte centímetros del suelo, con figuras regulares y simétricas, sembradas de flores y árboles como caobas, laureles, pinares y otros. Los bancos, esta vez eran de granito, y fueron donados por Mateo Cepeda, Polín Amaro y Tavárez Industrial.

A la caída de la dictadura, la estatua del dictador rodó por el suelo, se le quitó tan oprobioso nombre y se le repuso su nombre original, y en lugar de la estatua, se colocó un televisor en el que las personas iban a ver a Juan Marichal lanzar, y a ver las telenovelas en blanco y negro.

Luego de manera inconsulta, y con un desconocimiento total de lo que representa un hito para un pueblo, lo “remodelaron” en el año 2004 poniéndole rejas a todo alrededor para que los niños no puedan jugar en el césped, una glorieta tipo carrusel o tío vivo y unos bancos de barras cuadradas de hierro que nadie puede permanecer sentado más de cinco minutos. Estas gentes, no hicieron vistas públicas para ver el diseño, no consultaron a ningún profesional, y el pueblo, bien gracias.

Ese parque enclavado en mi alma y en mis recuerdos, era donde íbamos desde niños, a disfrutar del concierto dominical dando vueltas en grupos de tres y cuatro muchachos, buscando la mirada traviesa de alguna chiquilla enamorada.

Hoy se llama Parque Don Juan Rosado Capellán, un justo homenaje a un hombre que enseñó varios oficios a muchos Sabaneteros, especialmente en el arte de bien combinar el sonido con el tiempo.

Hasta pronto, Dios querrá
Ricardo González Quiñones
Sabanetero

8 Comentarios

  1. me enorgugesco de tener como amigo y sabanetero a una persona como.le llamamos los k nos criamos con el;RICARDITO,un gran abrazo para ti;RICARDO;y sigue pa lante ;cueta conmigo,umildemente;miguel gomez….

  2. ! Hola Ricardo! Ojalá que nuestro parque Don Juan Rosado Capellán jamás vuelva a ser remodelado, porque tal como dices, las escamondadas y albañilerías jamás han seguido normas urbanísticas. Sin importar para quien fue construido y que efigie en él posaba, la base de granito no debió destruirse, albergó la tv y hoy, hubiésemos tenido ahí el busto de Don Juan. ! Qué bueno hubiera sido, Don Juan mirando su obra! Estamos a tiempo, ha sido mi sueño, tal como hicieron con Frank.

  3. Ricardito,en mi ultima visita a la Republica Dominicana y por obligacion a Sabaneta;fui al cementeriko municipal a elevar una oracion en la tumba de Don Juan Rosado,pero me informaron que sus restos”fueron hurtados” y que su tumba naturalmente esta vacia.Podria ser esa vileza cierta y quien fue o fueron los insensatos que realizaron talcanallada ?

  4. Me gusta esa pincelada histórica sobre la creación del parque PATRIA, “hoy parque Juan Rosado Capellán”. En cuanto a sus intervenciones arquitectónica me parece que fue en la gestión, (1998 / 2002), aunque en la gestión (2002/2006) tubo otra REMODELACION, ambas jamas cumplieron con las normas de planeamiento urbano y mucho meno con lo que es la conservación de un hito. A titulo personal soy de lo que creo que antes de intervenir una obra, se debe conocer su historia. “Cuando sepamos hacia donde vamos menor se hace la carga” Prof. Juan Bosch Gaviño.

  5. Gracias mi hermano de infancia Miguel Gómez, te diré que el orgullo es mutuo, eres tremendo amigo.
    Nito, cuántas verdades en tu comentario, los hitos no se destruyen hermano. Pero quien educa a estos carajos a la vela. Sus votantes?
    Héctor, los restos de Don Juan, se lo llevaron a Santiago su familia, pero Sabaneta no supo ponerse pantalones y decirles a ellos que Don Juan es un patrimonio Sabanetero. Además quién lo iba hacer, los políticos, ellos están en otra cosa.
    Daniel, gracias hermano, alumno y compueblano.
    Saludos.

  6. Estimados, creo la iniciativa de sacar los restos de Don Juan fue lidereada por uno de sus hijos, el ya tambien fenecido Ari Rosado. Estoy seguro que su hija Yanina tiene un pensar diferente y si se le hace llegar un pedido firmado por la mayoria de los habitantes de Sabaneta,entiendase no solo los dirigentes y autoridades, si no TODOS los ciudadanos, creo ella accederia a esta peticion. Antes, yo creo, hay que incluir en esa peticion la construccion de un mausoleo para sus restos y no un busto, si no una estatua de cuerpo entero de Don Juan con su batuta como si dirigiera una orquesta.

  7. Manuel, me gusta mucho tu idea, sin mentir, llegué a pensarlo. Aquí en Sabaneta Don Juan estaría mucho mejor y más acompañado, siempre tendría flores en su tumba y alguien de visita retocándola, pendiente de ella. en Santiago, si esto acontece, jamás sería igual que aquí en Sabaneta. Te aclaro que la idea del “busto” y el mausoleo son cosa distintas, pues el 1ro sería en la glorieta del parque que lleva su nombre y el 2do, como muy bien dices, en el camposanto.

  8. Humildemente , me parece que su familia se ha desarraigado de SR y, le han colocado en un lugar donde puedan velar mas fácilmente de su tumba. Es triste, pero, es su derecho. Pienso que..no somos sólo osamenta y carne..que tan fácilmente desaparecen.. , somos mas que eso…y Don Juan Rosado esta presente en el recuerdo y el corazón de muchas generaciones de Sabaneteros que fuimos testigos de la dedicación y esmero con que se dedicó a formar muchos músicos algunos de los cuales dan brillo al nombre de la provincia. ….y para honrarle… no es necesario poner sus restos allá, allí esta su legado.
    Me parece maravillosa la idea de la estatua…. aún yo que tengo tantos años que salí de allí le recuerdo batuta en mano dirigiendo una orquesta de niños ( a la que por cierto siempre me dio envidia no pertenecer ) ….Eso, y ver que se sigue enseñando música en Sabaneta…pienso yo, le hará sonreir dondequiera que esté.

Para comentar: (Deben poner sus nombres completo y reales); SABANETASR.com no es responsables a ningún comentario.