Por: Luís Amilkar Gómez
Ya son 63 años en la radio nacional e internacional.
Toda una vida detrás del micrófono.

Toda una vida dedicada a ser el ejemplo de lo que debe decirse y como decirse.

Toda una vida siendo solidario con las mejores causas del pueblo dominicano.
Siempre al lado de los que no tienen voz, de los débiles, de los reprimidos, de los honestos, de los que patrocinan cambios, de los que buscan la felicidad.

Siempre educando, indagando, investigando, preguntando, viajando, conociendo, escuchando y tanteando lo que sea nuevo para incorporarlo a su vasto conocimiento para compartirlo con sus colegas, sus oyentes, su pueblo.

Nunca al lado de los opresores, corruptos, ladrones, adulones, torturadores, sinvergüenzas y lambiscones.
Por eso, nunca entraron a su reino el sátrapa Rafael Leónidas Trujillo ni el malicioso criminal de Joaquín Balaguer.
De ahí que lo persiguieran, lo encerraran, lo acorralaran, lo asustaran y hasta le ofrecieran.
La palabra claudicar no se hizo para él.
El siempre se atrincheró en su micrófono, en el apoyo incondicional del pueblo y en el poder de La Situación Mundial.
De quien le hablo es de ese distinguido hombre de la radio y de la comunicación en general, don Ramón De Luna.
Sería la primavera del 1973 cuando lo conocí, en la redacción del legendario noticiero en el Edificio Fernández, ubicado frente al parque Duarte de Santiago. Yo apenas era un mozalbete, cuando fui nombrado corresponsal de su informativo en Sabaneta.
Su primera lección no se hizo esperar. Me corrigió que si una noticia se producía en la común cabecera de la provincia Santiago Rodríguez, debería usar el nombre de ese poblado que era San Ignacio de Sabaneta o, simplemente, Sabaneta.
Es un gran honor para mí el haber contado con su amistad y su apoyo por todos estos años.
La Situación Mundial fue el primer medio noticioso del país que puso el nombre de Sabaneta en el mapa informativo del país.
Ramón De Luna es una fuente inagotable de conocimiento y de inquietudes.
Este sábado, 30 de Junio, el pueblo de Sabaneta tiene una tremenda oportunidad de escucharlo hablar de sus experiencias, de sus anhelos y de sus sueños.
Ramón estará en los salones del ayuntamiento municipal en un conversatorio abierto con nuestra gente, invitado por el Círculo de Locutores de Sabaneta a partir de las diez de la mañana.
Me siento sumamente honrado de que don Ramón visite mi pueblo.
Mejor maestro no pudieron buscar los locutores sabaneteros.

Foto: FE

2 Comentarios

  1. Teví, siempre tienen un buen contenido tus artículos, gracias por dedicarnos algo de tu preciado tiempo, que bien sé, es escaso en la diáspora. Ahora me entero de la visita de quien
    para mí, tiene en dominicana la mejor voz de la radio. Si Dios quiere, será cita obligada y sin temor a equivocarme, previo perdón de Dios, serán el par de horas que más disfrutaré en esta semana.

  2. Estoy de acuerdo con usted hermano Luis Amilkar Gómez. Don Ramón nativo de la ciudad de El Seibo, vino al Cibao y se quedó porque doña Minucha lo amarró.
    Elos se casaron y nunca procrearon hijos.
    Sin embargo, criaron 11 muchachos que lo hacen muy felices por los niegos que poseen
    Don Ramón De Luna, dio preferencia a muchos de los que teníamos inspiración por el periodismo.
    Yo soy un ejemplo de ello y me siento orgulloso de haber pasado por esa universidad como era la Situación Mundial. Trabajar con Don Ramón De Luna era tener confianza en sí mismo.
    El trabajó muchos años en emisora de Puerto Rico.
    Es un excelente editorialista, locutor notocioso, narrador deportivo, excelente comentarista y conocedor, por demás de los quehaceres e incidencias noticiosas del país.
    Gracias Luis Amilkar Gómez, por sus escritos.

Para comentar: (Deben poner sus nombres completo y reales); SABANETASR.com no es responsables a ningún comentario.