Por: Ruperto Torres.

Que podemos aprender de Sócrates, Epicuro de Samos, Epícteto, Diógenes Laercio los estoicos, de los sínicos o de los escépticos.

Se llama el camino de los sabios por que la felicidad no está en resolver los problemas, sino en tratar de hacerlo en el camino y así a medida que va caminando hacia la meta es el gerundio: el que te lleva.

Este libro intentar retomar algunos principios de la sabiduría clásica antigua, para ser aplicado a nuestro medio, a nuestra realidad, ya que los filósofos aportan algo muy especial: EL ARTE DE SABER VIVIR.

El camino de los sabios está relacionado con los problemas humanos más universales, Walter Riso, psicólogo de la Universidad de Colombia especializado en terapia cognitiva, autor de betseller, como: Amores altamente peligrosos; ¿Amar o depender; La afectividad masculina, entre otros?

En esta obra su autor nos conduce hasta un acercamiento a la filosofía Griega para que reflexionemos sobre uno mismo y podamos elegir concienzudamente una opción existencial que nos lleve a una vida mejor, más plena y feliz. Los filósofos antiguos tocaron algo muy especial, una sabiduría, un legado muy limpio, incorrupto, descontaminado y cuando practicaban la coherencia como forma de vida, lo hacían enteramente hasta el final. Ellos no buscaban el cielo, ni ser santos, simplemente vivir bien, no buscaban la eternidad por que decían que habitaban en ella.

• La coherencia como forma de vida: el engaño y la hipocresía perjudican a su autor, la transparencia es un actuar recto, es un merito que no pasa desapercibido.

• Practicar lo que se predica: Los sabios pedían patentar el ejemplo en nuestros propios actos, de esta forma somos maestros para los demás, en algún que hacer donde somos consultados; haciendo lo contrario a lo que decimos solo ganamos la desconfianza de nuestros semejantes.

• Ocuparse de sí mismo: Los grandes cambios para el mundo comienzan con nuestros primeros pasos, emprender algo para bien, es la forma de pedir al resto hacer lo mismo.

• Tranquilidad del sabio: Las ideas se exponen, no se imponen, la soberbia y petulancia desdicen de la reputación de un intelectual, el saber humano está en movimiento, nadie puede ser un tirano ni monopolizador del conocimiento, ni la suerte ni el conocimiento tienen amo.

• Vivir conforme a la naturaleza: Implica el conocimiento de nuestro ser para aprovechar nuestras habilidades, la felicidad no existe, es un ideal, lo que tenemos es la alegría, sin caer en absolutos, podemos decir que la felicidad es algo que cuesta mantener, se requiere prudencia y un hábito modelado por la razón y las experiencias propias y ajenas para lograr calidad de vida.

En toda nuestra vida se nos plantean tres problemas fundamentales:

• Encontrar la paz interior, la tranquilidad – la ataraxia como llaman los antiguos.

• La autosuficiencia, hacerte cargo de ti mismo principalmente el desapego, no desear lo que no tienes, solo lo que tienes.

• El sentido de pertenencia con el cosmos, sentirte partícipe del universo.

Para comentar: (Deben poner sus nombres completo y reales); SABANETASR.com no es responsables a ningún comentario.