Por: Pascual Ortíz.
Sabaneta, Santiago Rodríguez. Lo colectivo es una afrenta a las normas del sistema que hemos vividos los dominicanos/as. Que impone las reglas, la vive o muere. La vive o desaparece. La vive o te rebela. La vive o vuela como el ave libre.

Los dominican@s hemos venido históricamente siendo obligado a vivir en una situación de injusticia, desigualdades, suicidio y desaparición de hombres y mujeres que se han atrevido a pensar diferentes a quienes se han creídos dueños y amos de lo terrenal y divino.

Muerte o servidumbre, mendigar o tumbar polvo. Sufrir o esperar lo que te den, hambre o migaja. Esclavo o destierro, lambonismo o pedir. Sierva o prostituta, cocina o la cama. Fe en sus dioses o muerte en sus dioses, rezo en sus calabozos o de rodilla en sus cruces.

Escogemos como morir o escogemos como vivir?
Vivir a significado una tortura donde el camino obligado, es escoger vivir para construir una sociedad dignidad. No ha sido fácil mantener la vida de los pobres. Recoger los muertos y enterrar sus huesos, ha sido traumático y peligroso. Porque los muertos no han querido morir y se encarnan en aquellos/as que recogen sus restos. Y su memoria se hace evidente en los vivos, que en sus sueños dejan que la identidad de los muertos vivan para siempre en los sucesos cotidianos de la comunidad.

Hoy se permite buscar el bien, pero para ti. La salud, el trabajo, la educación, vivienda, agua, seguridad; todo para tu grupo y/o familia. Lo colectivo es una afrenta a las normas del sistema. Que impone las reglas, la vive o muere. La vive o desaparece. La vive o te rebela. La vive o vuela como el ave libre.

Ha sido tal la manipulación que nos creemos libres y con iguales oportunidades. Que lo que tú necesita para vivir con dignidad, es porque no ha sabido realizarlo, conseguirlo o ha tenido mala suerte.

Mentiras, nunca se les ha permitidos al pueblo dominicano concretizar sus sueños. Levantar el vuelo, ni reponer sus memorias. Que deambula de manera individual, en los cuerpos que viven como muerto en vida.

Nos han dejado trepar como individuo, competir como animales en contra de sí mismo. Nunca en contra de la opresión que viene del sistema capitalista. Sustentado en los gobiernos que hemos tenidos y fortalecidos en los sectores económicos que se han repartido el derecho de tener las tierra y de que producir y cuando no producir x producto.

Los intelectuales que se prepararon para servir al país, se han domesticado a su servidumbre y aquellos que no lo hicieron han muerto. Vamos todos a los derrumbaderos y no nos damos cuenta.

Nos llevan a un “suicidio colectivo” y creemos que vamos bien. Nos engañan y seguimos creyendo en ellos. No roban y seguimos creyendo que somos nosotros los culpables. Las justicias solo nos condenan a nosotros los pobres y creemos que es justa. Y que todos los que sucede es por nuestra culpa y así lo hemos interiorizado y asumido por anos.

Es el huracán de la globalización que viste nuevo ropaje. Nos seducen o nos dejamos seducir. Vale la pena recordar que debemos levantar la cabeza y dejar de seguir arrastrándonos como culebrones. Sintiéndonos culpable de algo, que no hemos construido de manera consciente.

Hoy nos damos cuenta de la realidad. No podemos seguir alegando ignorancia. Y hoy debemos de empuñar la bandera de la solidaridad, la búsqueda de la solución colectiva de los problemas que vivimos.

Es por ello, que debemos de construir juntos los sueños de los forjadores, restauradores y luchadores de la patria dominicana.

Juntos/as, somos invencibles

Para comentar: (Deben poner sus nombres completo y reales); SABANETASR.com no es responsables a ningún comentario.