Por: Raymundo Infante.
“Fui a la Edenorte y le llevé las llaves del negocio para que se queden con él “son las palabras del joven comerciante José Saint-Hilaire (chechelo ) debido a que la factura de energía le llegó de veintiún mil pesos al colmado La Joya, ubicado entre las calles 27 de Febrero y María Trinidad Sánchez.

El popular Chechelo se quejó de que todos los meses tienen un relajo con él aumentándole desde 10 mil pesos en recibo ya que su colmadito no aguanta y rayaso como el que le dio la luz.

Otro caso que ha llamado la atención es del principal centro médico de Sabaneta donde se le factura cada mes por encima de los 200 mil pesos, que según su administrador es improcedente.

A la situación de muchos comerciantes de Santiago Rodríguez se suma la realidad de muchas viviendas donde los aumentos son exagerados, citándose el caso de doña Patria Estévez, a la cual la factura le llegó de 10 mil trescientos, residente la calle Libertad.

Para comentar: (Deben poner sus nombres completo y reales); SABANETASR.com no es responsables a ningún comentario.