Esta indumentaria tiene 49 años de la guerra 1965 en poder de Don Quique Pérez y la conserva casi intacta la cual usara en esa revuelta. Esta epopeya fue el 24 de abril se cumple 49 años donde 42 mil marines norteamericana mancillaron la Soberanía de la República Dominicana.

Por: Marcelo Peralta
Sabaneta, Santiago Rodríguez, R.D.-Francisco Antonio Pérez Rodríguez-Don Quique-, es un ilustre ciudadano proveniente de familia de la comunidad San José donde antes el local que fungía de templo para los actos religioso era pintado con leche de ganado vacuno debido a su abundancia.

Munícipe ejemplar, de virtudes y valores morales, dotado talentos, fue uno de los tantos jóvenes sabaneteros defensores de la Soberanía cuando en 1965 un total de 42 mil marines norteamericanos mancillaban y pisoteaban por segunda oportunidad la tierra de Juan Pablo Duarte y los demás prohombres que lucharon por la nacionalidad y la separación haitiana en 1844.

Don Quique Pérez es entrevistado por Marcelo Peralta. Foto Juan Pablo Bourdierd.
De esta epopeya, Don Quique recuerda que estuve a punto de perder el pellejo, que fue perseguido, tomado como prisionero y al borde de ser fusilado, que se fue a la capital a defender la dignidad del pueblo dominicana en 1965 guardando para su hombre la gorra que utilizara en la guerra.

Por su espíritu revolucionario que corren por sus venas lo llevaron a estar cerca de ser fusilado logrando sobrevivir por su altiva y digna actitud en el ejercicio de defensa de la Patria, frente a las violaciones a los derechos Humanos y a la Soberanía Nacional por parte de los marines norteamericanos en los días aciagos de invasión de 1965.

A pesar de sus lares revolucionarios, Don Quique es un hombre de hogar y una humilde familia que ha logrado formar con Dona Lucia Rodríguez, con procreo varios hijos e hijas.

Tiene como norte y lo lleva en su sangre la sagrada misión de defensa a la Patria, la historia, la conservación de la reliquia del pasado, la enseñanza cívica, el trabajo honrado, la sencillez y la humildad.

Recuerda las ocasiones en que salvo la vida, las ayudas para fugarse de la muerte prestada por el hacendado Juanito El Búcaro residente en Vaca Gorda, los días aciagos preso en la cárcel de Santiago Rodríguez, las burlas, amenazas y humillaciones de parte de un militar, las veces que escapo a las trampas de militares y las veces se fue a vivir a los montes evadiendo las presiones y persecuciones.

Don Francisco Antonio Pérez Rodríguez, hombre de loma y tierra llana, ferviente luchador antitrujillista, fiel constitucionalista que salvo el pellejo varias veces al burlar cercos militares por defender la Soberanía Nacional

Este humilde y luchador comunitario es un ciudadano de larga data que añora esta indumentaria como una tinta indeleble y fiel testigo de sus aportes a la defensa, Soberanía y la constitucionalidad.

La gorra de color crema tiene plasmada el nombre del ilustre ciudadano y militar defensor de la constitucionalidad, sobresaliente en la revuelta cívica del 1965 coronel Rafael Fernández Domínguez, mano derecha y amigo del depuesto presidente democrático Juan Bosch, derrotado en el año 1963.

Pérez, es un hombre diminuto, valiente y revestido de coraje para salvaguardar su vida y protegido por lo divino vencí ó adversidades, persecuciones, cercos y decenas de bloqueos para asesinarlo, cuenta con lujo de detalles, cuenta sus peripecias para la posteridad

Junto a Quique Pérez se lanzaron a la defensa de la Patria jóvenes valientes de la tierra del bravío general Santiago Rodríguez, héroe de la Restauración de la República, sino hombres de las agallas de Don José Rodríguez, padre de los periodistas Luis José y Reynaldo Rodríguez.

Otros tantos de San Ignacio Sabaneta dejaron su familia y optaron por irse a la Capital a defender su honra y la Patria de los abusadores marines enviados por el Gobierno de Estados Unidos.

Quique_Perez_gorra_2014_3 Quique_Perez_gorra_2014_4

Para comentar: (Deben poner sus nombres completo y reales); SABANETASR.com no es responsables a ningún comentario.