Por: Domingo Estévez

El golpe de Estado registrado recientemente contra el presidente Hondureño  José Manuel Zelaya Rosales y al que se oponen todos los mandatarios elegidos democráticamente, ha traído al mundo un conflicto de magnitudes que podrían ser muy peligrosas.

 

Zelaya cumplía un mandato de cuatro años otorgado en las urnas de su país por la mayoría que en elecciones libres lo escogió como su presidente.

 

Honduras es una nación centro americana, cuya capital es Tegucigalpa  y tiene alrededor de 8 millones de habitantes. Esta dividida en 18 departamentos y la forma de su gobierno es republicana, democrática y representativa, con un congreso compuesto solo por diputados.

 

Quien funge como mandatario en la actualidad se llama Roberto Micheletti que era el presidente del congreso. No hay vicepresidente de la republica debido a que renuncio a ese cargo quien fuera elegido junto a Zelaya.

 

A diferencia de muchos años atrás, lo que ocurre hoy en un país, cualquiera que sea su ubicación geográfica resulta del interés y preocupación del mundo. Las razones son diversas, pudiéndose citar por lo menos dos, entre otras.

  

1* Los avances que hemos experimentado en materia de medios de comunicación, sin dudas, acerca cada vez mas a toda la humanidad.

 

Es que ahora la ocurrencia de cualquier acontecimiento sin importar distancia ni continente pasa a ser del consumo simultáneo de millones de seres humanos, gracias a la magia del Internet, las cámaras televisivas y el teléfono.

 

2* La existencia de variadas organizaciones internacionales, cuyos objetivos se centran en la defensa de los intereses de los países signatarios, contribuye a minimizar el aislamiento.

 

Citemos por ejemplo: La Organización de las Naciones Unidas, ONU; esta se fundo en el año 1945 tras la segunda Guerra mundial por 51 países que se comprometieron a mantener la paz y la seguridad internacionales. La ONU ha ido creciendo sostenidamente en adhesión y hoy día cuenta con 192 países que la conforman.

 

Otro bloque importante lo constituye La Organización de Estados Americanos, OEA, que reúne a los países del hemisferio occidental, vale decir; las naciones independientes de Norte, Sur y Centro América y el Caribe.

 

La OEA tiene en su seno a 35 naciones, pero en la actualidad solo funcionan 34 porque Cuba esta suspendida desde 1962.

 

Lo expuesto hasta aquí evidencia que el conflicto en Honduras, no solo afecta a los Hondureños, involucra a todos los países democráticos, que bajo ninguna circunstancia pueden permitir que progrese un golpe de Estado por aquello de que: “cuando la barba de tu vecino esta afeitada, coloca la tuya en remojo”.

 

Independientemente de lo que suceda, como demócrata, soy de los que cree que el señor Zelaya debe concluir su mandato como presidente de Honduras.

 

Para comentar: (Deben poner sus nombres completo y reales); SABANETASR.com no es responsables a ningún comentario.