Cada cigarrillo resta hasta…

0
228

Cada cigarrillo resta hasta once minutos de vida

Un fumador pierde por cada cigarrillo encendido, entre 5 a 11 minutos de vida.
Está comprobado: el cigarro enferma. Sus efectos, más allá de garantizar placer por algunos segundos daña, severamente, órganos vitales en el fumador. Sus consecuencias son evidentes. Lilliana Choto, Neumóloga Salvadoreña fue contundente al afirmar que “un fumador pierde por cada cigarrillo encendido, entre 5 a 11 minutos de vida”.

A nivel mental cada vez que se enciende un cigarro, la nicotina, principal componente, activa un receptor cerebral y hace que la persona sienta placer inmediato y que por consiguiente quiera sentir lo mismo más repetidamente, señalo Miguel Cedeño, Sicólogo Panameño.

“Cuando la nicotina llega a los receptores cerebrales produce, la liberación de dopamina, sustancia que es la causante de la sensación de placer asociada al fumado; agregó Cedeño.

Es por eso que cuando no se está fumando esa falta de dopamina (ausencia de placer) hace sentir mal a las personas y les provoca irritabilidad, ansiedad, aumento de apetito, cambios de humor e insomnio, recalcó el especialista.

A  nivel físico las consecuencias, aunque irónicamente el fumador activo no las perciba ni  sea conciente de ellas, son pérdida de condición física, cansancio y fatiga (más de lo normal). Además tienen falta de aire, tos persistente, mal aliento, dientes opacos y amarillentos y 3 veces más probabilidad de caries, disminución del sentido del gusto, envejecimiento prematuro y dedos amarillos; entre otras; relató el Dr. José Carlos Espinoza, Gerente de Asuntos Médicos de Pfizer Centroamérica  y República Dominicana.

A mediano plazo el tabaco eleva el colesterol y la tensión arterial, que predisponen a la enfermedad coronaria y al infarto al miocardio, entre muchas otras, agregó la Dra. Choto.

“Por eso cuando hablamos de placer hablamos no sólo de dependencia física, porque el fumador depende de la sensación de placer generada por la dopamina   sino que también  emocional porque la dopamina también interacciona en los estados emocionales, como por ejemplo la depresión”; señaló Espinoza.

El Sicólogo Panameño subrayó que al dejar de fumar la persona recupera la autoestima que el cigarrillo le había robado, al haber vencido la adicción y físicamente significa la prevención de un sin número de enfermedades y la recuperación de la salud plena.

Para quienes se convierten en víctimas del tabaquismo que es una enfermedad crónica y recurrente, dejar de fumar es tarea difícil, pues cuando inhalan el humo de un cigarro, la nicotina llega al cerebro en segundos y se adhiere a los receptores de nicotina, que activan la sensación de recompensa en el circuito del cerebro (liberación de dopamina). Esto estimula el centro de placer en el cerebro. Los efectos iniciales pasan rápido e inicia un ciclo del síndrome de abstinencia que insta a volver a fumar ó a encender el siguiente cigarro.

Para ellos, Pfizer desarrolló un medicamento para ayudarlos a dejar de fumar, se trata de CHAMPIX®, el primer tratamiento en tabletas sin nicotina para combatir la adicción a la nicotina que se aprueba en casi una década, recibió la designación de revisión prioritaria de la FDA debido a su potencial de ser un avance terapéutico significativo sobre terapias existentes.

CHAMPIX® es único porque está específicamente desarrollado para activar parcialmente el receptor de nicotina y reducir la severidad de  los síntomas del fumador del síndrome de abstinencia y los efectos de recompensa.

Más aún, si la persona fuma un cigarrillo mientras está en tratamiento, CHAMPIX® tiene el potencial de disminuir el sentido de satisfacción asociado con fumar. Esto puede ayudar a prevenir el ciclo de adicción a la nicotina.

Para ayudar a la población a conocer los alcances de la adicción al tabaco y brindarle un programa de apoyo a aquellos pacientes en tratamiento con CHAMPIX®, Pfizer puso a disposición del público una línea telefónica gratuita de consultas, se trata del (INDICAR SEGÚN SEA EL CASO POR PAIS Guatemala 1 800 300 0062,  Costa Rica al 0 800 0154273, El Salvador 800  800 64 38, Honduras 800 0122, Código 6138 , Nicaragua 0018002260278, Panamá 008002264273  y República Dominicana 1 8 887514483). Además pueden obtener más información en la página de internet

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here