Por: Dariel Rodríguez y Jessi Estévez.
Todo comienza como una tarde normal, él acostumbrar ir al play todos los días, tarea que viene realizando desde hace muchisimosssssss años, de entrenar a nivel competitivo cuando era joven, ahora continua haciendo con mucho menor intensidad para la salud, pero hace mucho tiempo se dedicar a enseñar aquellos jóvenes.

Casi las 7:00 PM cuando llega Fausto Vargas-Ñego, lo saluda diciéndole oh y ese pepillito para dónde vas a lo que Fausto contesto con picardia, por ahí, te falta mucho, contesta, Papanín ya casi termino, dice Fausto es que voy a comprar un aparato de música con una computadora en Tamarindo y el hombre se vas a la 8, quiero que tú vayas para que me diga si puedo comprala, contesta Papanín, pero yo no se de audio búscate otro, entonces dice él, no tu sabes, Papanín dice OK está bien dame unos minutos, luego dice Fausto pero vez a tu casa y ponte ropa y dice el instructor, no espérame que nos vamos de aquí.

Cuando Papanín se monta en el motor que van hacia el tamarindo, cuando Papanín vas frente a la escuela Ana Joaquina Hidalgo les pregunta a Fausto, y que tu vas hacer con un aparato así, Ñego les dice; voy a montar un “cabaré por ahí”, ¡Cómo!, pero siguen, entonces llegan a la casa de Zenón Rodríguez, donde les esperaban todos sus compañeros de la escuela y liceo Las Caobas.

Todos sus colegas le tenían una sorpresa a Juan Pablo Bourdierd – Papanín y al anfitrión de la casa, Zenón, quien lo supo varias horas antes, esa es la armonía que se vive en la comunidad Las Caobas.

Ver galeria

Para comentar: (Deben poner sus nombres completo y reales); SABANETASR.com no es responsables a ningún comentario.